sábado, 23 de octubre de 2010

En la Nueva Alemania no necesitaremos más sacerdotes católicos


Muy buena esta carta de Benedikt a los seminaristas: Brief von Papst Benedikt XVI. an die Priesteramtskandidaten auf der Welt

La traducción está en tan_gente, concretamente en “Dios está vivo, y necesita hombres que vivan para Él y que lo lleven a los demás”, con unafoto muy provocativa...

Benedicto Ratzinger cuenta: Cuando, en diciembre de 1944, me llamaron a las filas, el jede de la compañía nos preguntó ¿qué profesión queríamos seguir? Le respondí que quería ser un sacerdote católico. El teniente me contestó: "Va a tener que buscarse otra, en la nueva Alemania, no necesitaremos más sacerdotes". Sacerdotes católicos, diría yo, ya que sacerdotes de cultos germanos a Odin y Thor, esos sí que estaban planeados.


10 comentarios:

melenas dijo...

Curioso que comentes lo del teniente cuando Hitler era abiertamente cristiano y firmó un concordato con el Vaticano que curiosamente sigue vigente hoy en día en la Alemania democrática.

Un saludo.

Marta Salazar dijo...

eeeeh! Hitler cristiano? y eso, de dónde lo sacaste? por el contrario, los nacional socialistas despreciaban el cristianismo -todo cristianismo- como una religión de débiles... que no correspondía a los germanos... ellos planeaban un regreso a las religiones naturales de los germanos. Por eso mismo, los grupos neonazis y de skin heads andan aquí con poleras (prendas tipo camisetas... no sé cómo les llaman en Espana) que dicen "Odin en vez de Jesús", por ej. Y el compatriota tuyo, ese que se hace llamar Axel o Julio Saénz o de otra manera, me manda mails basura en que me felicita no por la Navidad (cristiana) sino por el solsticio de invierno, PLOP!

saludos!

hugo dijo...

el famoso concordato fue una transacción política entre el vaticano y alemania. nada tuvo que ver el catolicismo de hitler, sino más bien consideraciones políticas para ambos estados a saber:

1. para el vaticano, a través del mismo -que luego sirvió de modelo a otros- significó obtener generosos privilegios del gobierno alemán para con las escuelas católicas y el clero, y lo más importante: su partido político (el centrum antecesor de la democracia cristiana actual), asociaciones y periódicos se comprometían "voluntariamente" a no inmiscuirse en la actividad social y política, y lo más importante para roma, subordinaba a su autoridad al episcopado alemán.

2. para hitler, significaba la desaparición de la escena de un adversario político -el partido católico- que en esa época tenía predicamento en un tercio del electorado alemán.

mucho se ha criticado a eugenio pacelli a la sazón secretario de estado de pío XI, y luego papa pio XII, por la firma de este tratado, que según esta interpretación, dejó a hitler las manos libres.

para no cometer un anacronismo, es decir analizar los hechos del pasado con la información y los valores de hoy, hay que tener en cuenta cual era la verdadera intención de pacelli cuando negoció el concordato.

luego de la creación del reino de italia unificado por los saboya y la capitalización de roma, lo que llevó a los papas a encerrarse en el vaticano, considerándose prisioneros, el objetivo de la diplomacia vaticana fue centralizar en el vaticano la autoridad espiritual del papado, luego de la pérdida de la temporal.

para ello la secretaría de estado trabajó en la compilación del código de derecho canónico, publicado y promulgado en 1917, y cuya finalidad era establecer una nueva relación con los católicos de todo el mundo, pero de "arriba hacia abajo"

el jóven abogado de la curia romana eugenio pacelli trabajó en su redacción, y más tarde como nuncio en munich y berlín intentó imponerlo a los católicos alemanes, que se rehusaron a aceptarlo por su carácter "autoritario". con la llegada de hitler al poder pacelli vio una nueva oportunidad y se comenzó a analizar la posiblidad de firmar un concordato, que recogiera los intereses "centralizadores" de roma.

a los que les interese ahondar en el tema, hay un libro condenatorio del concordato titulado "el papa de hitler" del inglés john cornwell, que insisto, hay que leer teniendo en cuenta el contexto en que pacelli actuó...

hugo dijo...

en la firma del concordato entre alemania y la santa sede no tuvo nada que ver el catolicismo de hitler, sino que fue una transacción entre estados, donde cada uno obtuvo lo que quería:

al vaticano quedaron subordinados el partido católico, los diarios y las asociaciones, y el episcopado alemán, al tiempo que obtuvo generosos privilegios del gobierno para las escuelas católicas y el clero.

hitler se benefició con la desaparición del partido católico, que en esa época representaba a un tercio de los votantes alemanes.

muchos han criticado a este tratado y a su gestor, el entonces secretario de estado vaticano eugenio pacelli, luego papa pío XII, porque según esta visión dejó a hitler con las manos libres.

esta interpretación ignora el contexto en que el mismo fue firmado: luego de la creación del reino de italia y capitalizada roma, al papado solo le quedó la autoridad temporal sobre los católicos. para centralizarla se redactó y promulagó en 1917 el código de derecho canónico, en el que pacelli trabajó como jóven abogado de la curia romana. su objetivo: establecer una nueva relación entre roma y los católicos de todo el mundo, pero "de arriba hacia abajo"

pacelli, luego como nuncio en munich y berlín, intentó la adhesión de alemania al código, pero sus intentos fueron rechazados por el episcopado alemán que lo consideraba "autoritario"

la llegada de hitler al poder fue la oportunidad que pacelli vio para firmar un concordato que recogía los puntos del código de derecho canónico, y que luego de firmarse con alemania, se firmó con otros estados.

a los que les interese el tema, hay un libro condenatorio de pacelli titulado "el papa de hitler" escrito por el inglés john cornwell, que debe ser leído teniendo en cuenta el contexto en el que los hechos acontecieron.-

hugo dijo...

por error escribí "la autoridad temporal sobre los católicos"

debe leerse "la autoridad espiritual sobre los católicos"

Marta Salazar dijo...

muchísimas gracias querido Hugo! muy pero muy interesante y esclarecedor!

creo que voy a publicar un par de mapas sobre el "voto católico" en las elecciones que llevaron al pagano y antroposófico Hitler al poder ;)

Un abrazo!

melenas dijo...

eeeeh! Hitler cristiano? y eso, de dónde lo sacaste? por el contrario, los nacional socialistas despreciaban el cristianismo -todo cristianismo- como una religión de débiles.

Los colegios laicos no pueden ser tolerados jamás, porque dichos colegios no imparten instrucción religiosa, y una instrucción moral genérica, sin ningún fundamento religioso, está construida en el aire; por consiguiente, toda la formación del carácter debe ser derivada de la fe: necesitamos gente creyente.

Adolf Hitler, tras firmar el Concordato Imperial con el Vaticano.

Hasta hoy creo que estoy actuando de acuerdo con el deseo del Todopoderoso Creador, defendiendome de los judíos, estoy luchando para el trabajo del Señor

Adolf Hitler en Mein Kampf

Tal vez no sea una luz de la Iglesia, pero en el fondo soy un hombre piadoso, y creo que quienquiera que luche bravamente en defensa de la ley natural de Dios y que nunca se rinda, nunca será abandonado por el Hacedor de Leyes, pero al final recibirá la bendición de la providencia.

Adolf Hitler en 1944 en un discurso.

Como un ser humano, es mi deber asegurarme que la Humanidad no sufra el mismo colapso catastrófico que sufrió la vieja civilización hace dos mil años atrás, una civilización llevada a la ruina por los judíos... estoy convencido que sería un demonio y no un cristiano si no sintiera compasión y no luchara, como hizo Cristo hace dos mil años, contra aquellos que robaban y explotaban a aquella pobre gente.

Adolf Hitler en un discurso de 1922

Eso sin olvidar la frase que llevaban los soldados alemanes en la hebilla de sus cinturones "Gott mit uns" "Dios (está) con nosotros.

¿Era Hitler un cristiano devoto? No, no lo creo, simplemente introdujo algunos elementos en su ideología, aquellos que más le convenía.

¿Persiguió Hitler el cristianismo? Dado que firmó el Concordato Imperial con el Vaticano y que pudiendo haberlo anulado en cualquier momento no lo hizo (como ya te dije, casi 80 años después sigue vigente en Alemania, lo que da una idea de las ventajas que daba al catolicismo) tampoco parece muy pausible esa idea.

Otra cosa es que persiguiera a aquellos que diera igual su religión o credo se opusiera a su régimen, al contrario de comunistas, socialistas y sindicalistas que era perseguido de por sí.

Un saludo

Marta Salazar dijo...

así es! hay muchos no-cristianos que se aprovechan -cuando les conviene- de una parte minúscula del mensaje cristiano, que rechazan en su inmensa mayoría... a ti, como espanol, eso no te debe extranar, ya que en Espana, esta es una actitud casi generalizada entre los "católicos"...

"introdujo algunos elementos en su ideología, aquellos que más le convenía", de acuerdo contigo, pero esto, en una primerísima época... el nacional socialismo, al igual que el marxismo-leninismo es una religión (cristiana) invertida...

investiga a Ludendorf, creo que eso te dará algunas pistas de cuál era la religión planteada por los nacionalistas alemanes de entonces, que es la muy parecida a la que yo veo actualmente en los neonazis de aquí, hoy...

a los cristianos se los perseguía no por estas en contra del régimen, sino por ser cristianos... el nacional socialismo trató de destruir "a las dos iglesias", a la Igl. evangélica la paralizó; a la católica, no, entre otras cosas, por su carácter internacional y porque no era tan "staatsgläubig" (devota del estado) como la evengélica; pero igual... demasiados cristianos -católicos y protestantes- fueron demasiado cobardes...

No podemos ser así, nunca!

saludos!

melenas dijo...

Ludendorf no tenía apenas influencia, mientras que los apenas 200.000 paganistas nunca tuvieron el respaldo oficial del gobierno, sí que lo tuvieron distintas ramas protestantes agrupadas en la Deutsche Christen liderada por el incompetente Ludwig Müller.

A los cristianos "no se les perseguía", no se les negaba un cargo público o se iba a un campo de concentración por ser cristiano, como sí les sucedía a judíos, izquierdistas o cualquiera que a título individual se opusiera al régimen, fuera cual fuera su ideología, credo o raza.

A la iglesia católica no pudo pararla porque su cabeza estaba en Roma, fuera de su alcance, esa es la razón por la que muchos gobiernos no aceptan a la iglesia católica y crearon sus cismas como hizo Enrique VIII hace ya 500 años.

Yo no los llamaría cobardes, tú y yo hemos vivido siempre en democracia y con libertades y nos parece fácil expresar nuestras opiniones, pero mis padres vivieron en una dictadura y según me cuentan, ser un valiente y contar la verdad en esa época no era fácil, y suponía un sacrificio que no todo el mundo se podía permitir.

Marta Salazar dijo...

no tendría tanta influencia, pero sí sus ideas y las de -como tú dices- la loca de su "segunda esposa",

pero ahora, hay tanta gente que vive en libertad y la desaprovecha justo para atacar a los demás,

muchos saludos!