domingo, 23 de noviembre de 2014

Merkel: No a las esferas de influencia, sí a la soberanía de cada estado


La conferencia de la canciller Merkel en el Lowy Institute for International Policy, al término de la cumbre del G20 en Australia es excelente. Aquí la pueden ver completa y con traducción simultánea al inglés. Y luego, Merkel responde a las preguntas del público. Recomiendo ver el video completo.



Me gustaría referirme a lo que anuncié en el post anterior (Putin en Wladiwostok y en la ARD): lo que Merkel dijo claramente en Australia y que muchos de nosotros, repetimos desde que nos vimos confrontados a la extrena doctrina de las esferas de influencia, durante la Guerra en el Cáucaso, cuando Rusia de Putin planteó la existencia de la llamada zona de influencia post-soviética

Merkel se expresa clara y nítidamente: Dice que la I Guerra Mundial fue posible porque unas naciones no hablaban con otras... Recordemos que, en Australia y pese a que Putin se le trató de escapar... Merkel logró hablar cuatro horas con él, entre las 9 y las 12 de la noche. Habla de un fracaso total de la diplomacia y de las elites políticas. Faltaban los mecanismos de diálogo, de creación de confianza y de cooperación. Faltaba la disposición a aceptar compromismos, de resolver las diferencias de una manera pacífica.

La creencia de que las guerras modernas se pueden limitar, fue un fatal error de entonces. De una crisis nacional en Los Balcanes, se llegó, en pocas semanas, a un incendio que se extendía sin límites. "En 1914, la autocomplacencia nacionalista y la lógica militar reprimieron a la política y a la diplomacia".

"Por el contrario, en Europa de 2014, nos esforzamos el el diálogo y en lasolución pacífica. Aunque las negociaciones sean muy difíciles. Los 28 estados de la Unión europea se esfuerzan en la integración económica, social y política".  Habla de una comunidad valórica. Dice que nos basamos en instituciones y que estamos obligados a buscar el bien común.

Los 28 jefes de gobierno y sus ministros, se encuentran frecuentemente para tratar de actuales temas. "Nos vemos y conversamos entre nosotros, nos conocemos. Así se afianza nuestra confianza mutua". La confianza es la condición indispensable para el trabajo conjunto. "Hace tiempo -continúa la canciller- que la UE superó el equilibrio precario de las cambiantes alianzas entre estados.

"Sin embargo, experimentamos que, también en Europa, existen fuerzas que niegan el respeto y una modalidad de resolver los conflictos a través de mecanismo democráticos y que respeten el derecho; que se apoyan en un supuesto derecho del más fuerte y que desprecian la fuerza del derecho. Exactamente, es lo que ocurrió, a comienzos de este ano, con la anexión de Crimea por parte de Rusia, que violó el derecho internacional.

"Rusia viola la integridad territorial y la soberanía del estado de Ucrania. Un país vecino es visto por Rusia dentro de su esfera de influencia". Esto es algo que, "después de los horrores de la II Guerra Mundial, pone en tela de juicio, la totalidad del orden de paz. Lo que se expresa además la influencia rusa en la desestabilización del Este de Ucrania, en Donezk y en Lugansk.

"En este contexto, me gustaría recordar el derribo del avión malasio MH 17, que dejó tantas víctimas, entre ellos, 38 australianos y cuatro alemanes. La crisis en Ucrania no es un tema regional, sino que nos concierne a todos".

Me pregunto quién -después de 25 anos de la caída del Muro de Berlín, después del fin de guerra fría y después de la división de Europa- habría considerado posible que ocurriera algo así en medio de Europa? "Esta vieja forma de pensar, en esferas de influencia, en que se pisotea el derecho internacional", asegura.

No podemos permitir que se imponga esta forma de actuar. Estoy convencida: no se impondrá", aun cuando "el camino para evitarlo sea largo y difícil y aunque conlleve retrocesos". Merkel explica que, para superar la crisis en Ucrania, la Unión europea se propone lo siguiente:

1) Apoyamos a Ucrania tanto política, como económicamente.

2) No dejaremos nada sin hacer en lo que se refiere a conversaciones con Rusia, para llegar a una solución diplomática del conflicto.

3)  Aplicamos sanciones económicas a Rusia, en tanto sean necesarias. Nuesto objetivo es que una soberana y territorialmente íntegra Ucrania pueda decidir por sí misma acerca de su destino.

Putin en Wladiwostok y en la ARD


El fin de semana pasado, ARD (televisión pública alemana) emitió esta entrevista a Putin (en Wladiwostok). Ha sido sumamente criticada. Entre otras cosas, porque el periodista que la realizó no es un conocedor de Rusia; pero sí un conocedor de Putin y más o menos favorable a él, un entendedor de Putin, como le llamamos en Alemania. Incluso hizo un reportaje a Gazprom, favorable a la empresa y otro a Putin, antes de entrevistarlo.

Muchos se preguntan por qué la entrevista no fue realizada por el o los correspondales de ARD en Rusia. En vez de por Hubert Seipel solo... O al menos por Seipel y corresponsales.

Asimismo, no le planteó preguntas complicadas, sino que fue una oportunidad para que Putin hablar al público alemán e iniciara una ofensiva de charme, como se dice en alemán. Esto, al mismo tiempo, que la empresa estatal Russia Today arremete con gran fuerza (me refiero a €€€) en el mercado alemán, que es muy importante para Putin, ya que él piensa que los destinos de Europa se deciden en Berlín... Claro, es la mentalidad de las esferas de influencia, a la que me referiré en el siguiente artículo en este blog.




sábado, 22 de noviembre de 2014

El médico separado y vuelto a casar


Uno de los temas jurídicos más importantes de esta semana, fue la decisión del Tribunal constitucional federal con respecto al derecho de la Iglesia católica en particular y de las iglesias, en general, de despedir a una persona que trabaja para ella(s) por no respetar la doctrina de la misma iglesia.

En el caso en cuestión, se trata de un médico jefe de un hospital de Düsseldorf separado y vuelto a casar que fue despedido cuando se casó por segunda vez. Lo que la Iglesia católica -como es sabido y nadie ignora- rechaza.

El médico se separó de su cónyuge el ano 2005. Entre el 2006 y el 2008, convivió con otra mujer, con la que se casó el 2009. Entonces, la clínica lo despidió.  Él recurrió a la justicia: el tribunal ordinario del trabajo, luego el tribunal del trabajo del Land NRW y más tarde, el tribunal federal del trabajo le dieron la razón.

Finalmente, Karlsruhe le dió la razón a la Iglesia: una persona que tiene una relación de trabajo en un organismo de la Iglesia, tiene que atenerse a sus ideales y prescripciones. De manera que la Iglesia lo puede despedir si se comporta de forma renida con los ideales y las normas católicas.

Antes de seguir adelante, hay que decir que la Iglesia en Alemania y en particular, en NRW, es una gran empleadora, ya que mantiene muchísimos hospitales y otras insituciones, como hogares de ancianos, kindergarten, colegios, y otras instituciones de ayuda a la comunidad. Esto, por razones históricas, aceptadas y queridas en Alemania.

El Tribunal constitucional aclara que el empleado tiene que atenerse a los parámetros fijados por la Iglesia.  Y los tribunales sólo los pueden rechazar si contradicen los derechos fundamentales, garantizados en la Constitución. Lo que no ocurre en este caso. Con esta decisión, se fortalece el derecho del trabajo de la Iglesia, el derecho laboral eclesial.

Sin embargo, el TC deja una perta abierta: los tribunales inferiores tienen que revisar el tema de por qué la Iglesia no despidió al médico cuando éste convivía con la mujer, ya que la convivencia sin estar casados tampoco es aceptada por la Iglesia católica.

De manera que se requerirán algunos informes de peritos en teología para resolver definitivamente, este caso.

miércoles, 19 de noviembre de 2014

Putin en Dresden, el Ejército Rojo y la KGB


Ayer, el político verde Werner Schulz se refería a Putin, a Rusia, a lo que dijo la Merkel en Australia...

Dice que lo que vivimos ahora no es la Guerra fría de antes (ver, al respecto dos artículos en este blog: Rusia, la guerra fría y las diferencias y No es una nueva guerra fría), sino que algo nuevo, ya que, si la URSS anunciaba un supuesto nacionalismo, estamos ahora ante un agresivo nacionalismo, ante un nacionalismo étnico/racial/racista (ein völkischer Nationalismus).

A continuación, el activista de derechos humanos de la época del comunismo dice algo que da para pensar: "lo que recuerdo muy bien, es que incluso cuando estaban botando el Muro, el 9 de noviembre (de 1989, nota del blog), estaban tratando de detener la Revolución pacífica con la ayuda del Ejército rojo".

Quiénes serían quienes estaban empenados en esta oscura tarea de detener el curso de la historia...?  Schulz continúa su relato: "Probablemente en ello estaba involucrado Wladimir Putin. El 28 de diciembre de 1989, apareció un "rayado" con consignas fascistas en el monumento a la Unión Soviética en Treptow. 

"Nosotros, en el Runder Tisch (organización de disidentes) recibimos la información o, al menos, indicios de ello, que indicaban que había sido la misma Stasi la que había realizado el rayado fascista en el monumento a los soviéticos y que la pista de quien había dado la orden conducía hacia Dresden, de donde venía el nuevo ministro-presidente Modrow. Putin, en su calidad de jefe de la KGB, hizo quemar todos los papeles en Dresden. El jefe de la Stasi Böhm hat se suicidó".  Supongo que todos mis lectores saben que Putin vivía en Dresden en ese momento y que para él, la caída del Muro y el fin del Imperio soviético fue el golpe más terrible de su vida.

"El 3 de enero de 1990, hubo una gran demonstración en Treptow, bajo el lema: el muro de protección antifascista se ha quebrado". No sé si todos saben que, al Muro de Berlín y al Muro de la muerte que separaba las dos alemanias y dividía a Europa y al mundo en dos, era llamado Muro para protegerse del fascismo...

"... los neonazis de Occidente se nos vienen encima y quieren tomar la Alemania del Este. Esto significa que se trató de provocar al Ejéricito Rojo, una vez más, de manera similar al 17 de junio del 53. Para que, tal como entonces, aplastara el levantamiento.

"Esta es la forma de pensar de un oficial de la KGB como Wladimir Putin. Pienso que,  quien considera que la disolución de la Unión Soviética es la catástrofe geopolítica más grande del siglo, no el Holocausto, no el Holodomor, no la I ni la II Guerra mundial, sino la pérdida de lo que eran, en realidad, colonias conquistadas, una persona así tiene una forma totalmente distinta de ver las cosas".

Sí, ve las cosas desde su perspectiva totalmente diferente a la del mundo libre. Del mundo libre y valórico... porque quien pisotea el derecho, sin duda, tampoco comparte los valores que tenemos en Occidente.


El legionario alemán Klaus B.


El alemán Klaus B. pertenecía a la Legión Extranjera que peleaba en Algeria, por allá por el lejano ano 1961. Desertó y mató a un camarada -entiendo que otro legioario- de nacionalidad alemana.

Huyó a la República democrática alemana -a la Alemania comunista- donde se refugió. En Francia, fue condenado a muerte en ausencia. Por lo que la sentencia nunca se ejecutó.

Anos más tarde, el gobierno francés decretó una amnistía en torno a los sucesos de Argelia.

El ano 2002, el tribunal de Regensburg inició un proceso contra el ex-legionario. Eso sí, teniento dudas acerca de su viabilidad, por lo que consultó el tema a la Corte europea de Justicia, que acaba de sentenciar.

La Corte hace ver que, dentro del ámbito de validez del Tratado de Schengen, sólo se puede juzgar a una persona, una vez. Como Klaus B. fue juzgado en Francia, un tribunal alemán no lo puede volver a procesar.

La prohibición de la doble pena rige también cuando la pena no haya podido ser cumplida -como en este caso, por huir a un país del otro lado de la cortina de acero-.

Deja con gusto amargo... No obstante, la seguridad jurídica se nos presenta como un bien superior a la justicia absoluta, por llamarlo de alguna manera... Por aquello de summum ius summa iniuria.

Lo que sí me queda claro es que la Alemania del Este era un país sin estado de derecho.


martes, 18 de noviembre de 2014

Socialdemócrata von Dohnanyi sobre el Partido de Izquierda


La eventual alianza entre la social democracia, el Partido de Izquierda y los verdes, con un ministro-presidente del Linkspartei, sucesor del partido único de la SED (partido socialista único de Alemania) en la DDR o RDA (comúnmente llamado Alemania comunista) provoca muchas pesadillas en la socialdemocracia alemana.

A este respecto, el emblemático socialdemócrata Klaus von Dohnanyi se refiere a este problema con una parábola... Y dice: quién contrata a un arquitecto para que construya una casa, si la mayor de sus obras se cayó...?

Wer bittet einen Architekten darum, ein Haus zu bauen, dessen größtes Werk zusammengestürzt ist?

lunes, 17 de noviembre de 2014

Por qué Putin apoya a la extrema derecha europea y por qué ésta apoya a Putin


La semana pasada, comentaba el artículo del insigne historiador Timothy Snyder (ver La Unión Soviética luchó junto a Hitler entre 1939 y 1941) y hacía ver el gran apoyo de Putin y el apoyo a la extrema derecha conservadora y conspiranoica 

Nos podemos preguntar qué persigue Putin apoyando a estos grupos de extrema derecha...  (Putin tiene el apoyo en Gayropa, como los homófobos rusos llaman a Europa occidental, lo que no impide que las dos hijas de Putin vivan en este mundo decadente, dominado por el "lobby gay" y de la extrema izquierda).

Snyder explica al respecto haciendo un paralelo con Stalin. Lo enmarca dentro del revisionismo histórico en torno al Pacto Hitler-Stalin. Nos podemos preguntar qué pretendía Stalin con esta alianza estratégica con la Alemania nazi. Qué ganaba él con ello.

El historiador hace ver que "el Pacto Molotov-Ribbentrop no tuvo sólo repercusiones sobre el territorio de Europa occidental, sino también sobre su orden jurídico en su totalidad. Al aliarse con Hitler, Stalin obedecía a una lógica política. Se imaginaba que si apoyaba a Hitler, las fuerzas armadas alemanas se mantendrían alejadas de la URSS". Por ello, nuestro autor comenta: "En la primavera de 1941, a pesar de más de un centenar de advertencias de la inteligencia, Stalin se negó a creer que Alemania invadiría la Unión Soviética".

En efecto, como en los cálculos ideológicos marxistas de Stalin, el apoyo a los nacional socialistas pondría de manifiesto "las contradicciones inherentes del mundo capitalista world would y Alemania, Francia y Gran Bretana colapsarían en forma simultánea".

De manera similar, Putin trata de hacer hoy lo mismo. "Así como Stalin pensó de convertir (to turn) la fuerza más radical de Europa, Adolf Hitler, contra la misma Europa, así Putin se alía hoy con la 'bolsa de sorpresas' de los populistas antieuropeos, de los fascistas y de los separatistas. Sus aliados de la derecha de ahora son precisamente las fuerzas políticas que deseen poner fin a la actual orden europeo: a la Unión europea".

El intento de ganar a los alemanes para esta empresa, se explica ya que "Alemania tiene una posición admirable como una potencia europea que depende precisamente de la integración europea. Sin embargo, importantes estadistas alemanes como Gerhard Schröder y Helmut Schmidt han dado pasos significativos respaldando la posición de Moscú al cuestionar la legalidad del mismo Estado ucraniano".

Sólo puedo decir: estos dos son hombres del pasado... Y, en el caso de Schröder, dominado por la codicia de seguir recibiendo los pagos de Gazprom.

A mi modo de ver, hasta ahora, Putin no ha logrado ninguno de sus dos objetivos: 1) separar a Europa de EEUU y 2) dividir a la Unión europea. Dentro de la UE, tal vez el único país que de ha puesto de parte de Rusia es -paradojalmente o no- uno dominado por un extremista de derecha, con lo cual permanecemos dentro de los parámetros mencionados de aliarse con estos grupos extremos y apoyarlos para destruir el sistema: Hungría de Viktor Orbán. Su carnada ha sido el gas... sobre esto, tal vez, volveremos más adelante. 


El autoaislamiento de Rusia es una decisión consciente de Putin


Ayer, Putin no desayunó con los otros jefes de estado participantes del G20... Se interpreta como una expresión del aislamiento de Putin debido a su política de no-respeto al derecho internacional y como una prueba de que estaba ofendido.

Hay más interpretaciones. De partida, Putin come, en Rusia, sólo en su casa y solo. Putin no concurre cada día al Kremlin, sino que dirige a su país desde su palacio, donde vive solo o acompanado de sus perros.

Putin tiene miedo de que lo envenenen... Por qué será? Recuerdan a  Alexander Walterowitsch Litwinenko? ...que fue envenenado por agentes de Moscú...? Citando el Evangelio, podemos decir "el que a fierro vive, a fierro muere". A propósito, los alimentos de Putin vienen solamente de las haciendas del Patriarca de Moscú... (que acaba de estar en Serbia, azuzando a los serbios contra Europa o Gayropa como nos llaman ellos).

Como tiene miedo de que lo envenenen, no come fuera de su casa, ni en Rusia. Menos aún en el extranjero. Cuando viaja a cumbres, lleva su comida él mismo y siempre -también en Rusia- tiene probadores de cominda que la prueban antes... Recordemos que su abuelo fue cocinero de Stalin y fue uno de los poquísimos cocineros que sobrevivió al tirano que acostumbraba a ejecutar a sus cocineros.

El aislamiento de Putin es querido y orquestado por él mismo. Cae muy bien dentro de Rusia. Aparece como un führer que defiende a Rusia contra el Occidente decadente. Y que va y viene cuando quiera. Por ello, Putin llega tarde a todas las citas y las cancela en último momento, como una demostración más de poder.

La peor demostración de poder es el envío de buques de guerra -entre ellos, barcos poderosos como el Marschall Schaposchnikow y el Warjag-. Me pregunto si la mejor forma de encontrar "amigos" en un encuentro es aparecer en él acompanado de barcos de guerra y un kilómetro del mar territorial australiano.

Y después de mandar aviones de guerra a patrullar cielo territorial de países como Suecia (que no es de la OTAN; pero el militarismo de Rusia ahce pensar a los suecos en su ingreso a la Alianza). Y de enviar aviones a las costas de los Países bálticos, de Finlandia, de Noruega. Un submarino a las costas de Suecia (aguas territoriales). Y de anunciar patrullajes del Golfo de México y del Caribe.

Todas estas son muestras de poder militar, de "mostrar músculos", como decimos en alemán. Estamos acaso en la época de la guerra fría (No es una nueva guerra fría)...? O hemos vuelto a comienzos del siglo 20 y a su política militarista...?

Por otra parte, asi puede Putin culpar a los demás de la mala situación económica de Rusia... Ver Putin necesita una guerra para culpar de ella a todos los problemas del país En este sentido el taz (muy de izquierda) de hoy, senala en su editorial:  El Kremlin no colabora para nada en la solución de los problemas. Por el contrario, el Kremlin necesita el conflicto para retrasar la erupción (Eruption) de dificultades internas. La sociedad y su clase dirigente piensa (todavía) en parámetros de resentimiento. El autoaislamiento es por ello, una decisión consciente" de Putin.

Hablo de Putin y no de Rusia, porque no podemos olvidar que Rusia no es Putin y Putin no es Rusia,

domingo, 16 de noviembre de 2014

Miedo a la muerte


En días pasados, con motivo del día de la Reforma, en uno de los folletos conmemorativos, apareció una encuesta sobre la muerte. Claro, el día de la Reforma cae exactamente un día antes del Día de todos los santos, dos días antes del Día de los muertos y el mismo día en que, en Alemania, se ha comenzado a celebrar Halloween.

Suerte o no, la Iglesia evangélica es asociada a la muerte... Su día más importante (desde siglos) es el Viernes Santo... En circunstancias que, para los católicos, el día más importante es el Domingo de Resurrección. Acerca de las razones y de las consecuencias de ello, se podrían escribir varios doctorados en psicología, sociólogía e incluso en teología.

Pues bien, en este folleto, aparece una encuesta que responde a la pregunta: "Cuando pienso en mi propia muerte, a qué le tengo más miedo?"

10% a que no sé lo que vendrá después
15% a morir solo/a
16% no tengo miedo / no respondo
24% a los que dejo (ase refiere las personas, a sus deudos) y a lo que no he resuelto
27% a ser una carga para alguien
36% a los dolores
37% a hacerme dependiente de maquinas médicas de prolongación de la vida

Lo que sí hay que decir es que el cristianismo ha perdido, frente a los grupos esotéricos, muchos adherentes debido justamente a que no se ha preocupado de hablar del tema de la muerte. Por el contrario, los grupos esotéricos, sí hablan frecuentemente del tópico de la vida después de la vida. Al parecer, durante muchos siglos se habló demasiado de los llamados novísimos, para luego dejar la temática de lado.


sábado, 15 de noviembre de 2014

Ebay, el Passat y los tribunales



Un usuario de e-bay pone su VW Passat (auto, tal vez alguien no lo conozca, porque es un modelo antiguo) en subasta en ebay.

Agradezco la foto a Wikimedia y a Denis Grgečić Valput (Samoborac). Bajo licencia GNU Free Documentation License, Version 1.2 or any later version published by the Free Software Foundation; with no Invariant Sections, no Front-Cover Texts, and no Back-Cover Texts. A copy of the license is included in the section entitled GNU Free Documentation License. Sorry, por lo largo del texto; pero ahora hay que ponerlo y yo me atengo a la ley.

Un usuario quiere vender su auto usado, un Passat a través de ebay, esto es, en un remate. Indica un euro como precio mínimo. Al cabo de un par de horas, un comprador ofrece un euro y máximo 555,55 euros.

Después de algunas horas, el oferente retira su auto de la plataforma de subastas y comunica al interesado que acaba de vender su Passat en 4.200 euros. Yo no compro, ni vendo en ebay; pero, al parecer, esta costumbre de retirar un producto es usual. Hace un par de semanas, un amigo mencionó que quería hacerlo y yo le aconsejé abandonar la idea, ya que, mi criterio jurídico básico me dice que eso no es correcto.

Pues bien, el interesado demandó al oferente por indemnización de perjucios de 5.250 euros que es el valor comercial del auto en cuestión. El tribunal superior de Jena resolvió en beneficio del demandante.

Esta semana, el Tribunal superior alemán, el BGH acaba de confirmar la sentencia de segunda instancia. Lo que es un llamado de atención para los usuarios de ebay en Alemania.

Se basa en el 138 BGB y en que ebay es una plataforma donde una y otra parte pueden lograr una ganga y esto no se puede impedir retirando la oferta.

Las razones para retirar una oferta están estipuladas en las FAQ o condiciones  de ebay, que es bueno leer y aplicar a las propias actuaciones. Dos causas de retiro de la oferta que se aceptan son destrucción de la cosa ofrecida o su robo. En este caso, no se trata de ninguna de las dos.

Si se retira, en medio de una subasta, una oferta -explican los jueces- es sólo para aceptar la oferta más alta dada hasta entonces (en este caso, una sola oferta: de un euro).

El oferente debe pagar al interesado en el vehículo 5.250 menos un euro al interesado... En otras palabras, no vale la pena ser más que vivo o -como se dice en México y EEUU- pasarse de listo ;)

La ética debe primar en las relaciones comerciales, también entre privados y también en ebay.


viernes, 14 de noviembre de 2014

Putin: Polonia tuvo la culpa de que Alemania y la URSS la invadieran


En el famoso discurso a los historiadores rusos, que el mismo Kremlin subió en inglés a internet (Meeting with young academics and history teachers) Putin senala un curso de la historiografía rusa.

En efecto, pretende hacer creer que Polonia habría sido ella misma, culpable de su división, porque -al igual que Hungría- al ser dividida Checoslovaquia en el tratado de München (mediación de Mussolini), tanto Polonia, como Hungría, invadieron parte del territorio checoslovaco. Polonia invadío concretamente el territorio del Olsa  Ducado de Teschen.

Putin llama a revisar la historia y dice: "O, por ej., se invocan permanentemente argumentos sobre el pacto Molotov-Ribbentrop y se culpa la Unión Soviética de la división de Polonia. Pero ¿qué hizo la propia Polonia cuando los alemanes invadieron Checoslovaquia? Invadió parte de Checoslovaquia. Jizo lo mismo. Y después, a su vez, le pasó lo mismo a Polonia".

Así que ya saben: el Pacto Hitler-Stalin es ok y Polonia tuvo la culpa de que Alemania la invadiera.

Ver: La Unión Soviética lucho junto a Hitler entre 1939 y 1941

Or, for example, there are still arguments about the Molotov-Ribbentrop pact, and the Soviet Union is blamed for dividing Poland. But what did Poland itself do, when the Germans invaded Czechoslovakia? It took part of Czechoslovakia. It did this itself. And then, in turn, the same thing happened to Poland.

Putin y el apoyo de la extrema derecha conservadora y conspiranoica


Continuando con mi comentario del artículo de T. Snyder (ver La Unión Soviética luchó junto a Hitler entre 1939 y 1941), me gustaría referirme a la realidad de los movimientos y partidos de ultra derecha, ultraconservadores, populistas de derecha (entre ellos la AfD alemana) que (aparte de la ultra-izquierda filomarxista y ya pasada de moda, del estilo de los Linken alemanes, ver al respecto: Biermann: "... el miserable resto de algo que ya está sobrepasado") apoyan a Putin.

Snyder hace ver que "las declaraciones desafiantes de antifascismo ruso se sumergen cada vez más en una retórica que más parece fascista", esto es cierto y se aprecia claramente.

Nuestro autor explica que "se culpa a los judíos por el Holocausto en la televisión nacional rusa; un intelectual cercano al Kremlin elogia a Hitler como un estadista; nazis rusos marchan en el día 1° de mayo; se realizan manifestaciones con antorchas formando svástica que se presentan como anti-fascistas, pero al estilo de Nüremberg. Y se lleva a cabo una campaña contra los homosexuales que se presenta como una defensa de la verdadera civilización europea".

Y continúa, refiriéndose a algo que yo he visto en internet e incluso que espanoles han compartido ingenuamente en Facebook como si fuera algo bueno:

"En su invasión de Ucrania, el gobierno ruso ha pedido a los miembros de los grupos locales y europeos de extrema derecha apoyar sus acciones y difundir la versión de los acontecimientos de acuerdo a los dictados de Moscú".

Y continúa: "En las recientes 'elecciones', en las regiones orientales de Ucrania en Donetsk y Luhansk, así como en el referéndum falsificada antes de ocupar Crimea, los políticos de extrema derecha europeos llegaron como 'observadores' para respaldar los logros de la guerra de Rusia. Lejos de ser un truco excéntrico, la invitación de estos "observadores" revela por qué el pacto Molotov-Ribbentrop es significativa para Moscú hoy.

Sin bien es cierto que Putin estaría más contentos si los líderes políticos reales de Alemania o de Polonia fueran lo suficientemente tontos como para creer/estar de acuerdo con una nueva división de Europa, por el momento, él parece satisfecho con las personas que se han respondido, de una manera u otra, a su llamado para destruir el orden existente en Europa:

"Los separatistas en toda Europa (incluyendo el Partido por la Independencia del Reino Unido, UKIP, cuyo líder, Nigel Farage, dice que Putin es el líder mundial que él más admira); los partidos populistas de extrema derecha antieuropea (de los cuales el más importante es el Frente Nacional de Francia); así como la franja de extrema derecha, incluyendo a los neonazis".

En Alemania, la extrema derecha que apoya a Putin, yo diría que se reduce a:

1) a grupos pseudo-cristianos (sic) que ven en Putin a una especie de ícono viviente que lucha contra el demonio encarnado en los homosexuales, en EEUU, en los musulmanes y quién sabe en quién más... que defendería la familia y promocionaría tener más de tres hijos (siempre que seas alemán o ruso, claro... esto no vale para extranjeros).

2) A personas que viven en el pasado (a fines del siglo 19 para ser más exacta), en concreto: me refiero al sector de la AfD (actualmente, 8% de los electores en Alemania aprox., partido euroescéptico, aunque algunos de ellos niegan que lo sean) encabezado por el ex-político demócrata cristiano Alexander Gauland (73) que quiere revivir el tratado de no intervención o de abstinencia entre Prusia y Rusia (sic), que permitía a Alemania atacar a Francia sin temer que interviniera Rusia, por aquello del miedo alemán a luchar en dos frentes: el occidental y el oriental. Resulta que ahora, no temenos ninguna guerra con Francia :P Ver AfD: Varlor para la mentira

3) y a grupos conspiranoicos del tipo Montagsdemo (ver: Cómo reconocer a un neo nazi y las nuevas protestas de los lunes). A algunos DJ y otros autores de la editorial Kopp que temen una invasión de OVNIs ;)