martes, 4 de enero de 2011

Todos somos coptos

Después del atentado de extremistas islámicos en Alexandria, parece que está de moda defender a los coptos. Sobre todo, cuando la mayoría de la gente que habla del tema, ni siquiera sabe qué o quiénes son los coptos (yo conozco personalmente, al menos a mi peluquero que es copto ;). Para qué hablar de los caldeos, como mis vecinos, a los que acá nadie les da ni la hora. Es tanda la incomprensión que incluso una amiga mía evangélica les llama "los musulmanes", PLOP!.

Hoy entrevistaban -DLF- al obispo copto en Alemania -Damian- y decía dos cosas muy interesantes: 1° que ellos, o sea la comunidad coopta en Alemania no había recibido directamente las amenazas, sino que el BKA o la policía en general, les había informado que estas estaban en internet, interesante; 2° que el Ministerio del Interior -esto es, la policía- se ha comportado bien; pero no los políticos que dicen cualquier cosa, sin saber mucho... o nada. Y tiene TODA la razón.

Ayer en la noche, entrevistaban -igualmente DLF- entre otros al párroco católico de la comunidad alemana de Egipto (que es un monseñor, generalmente este título honorífico va unido al cargo, para darle más relevancia, al menos en el derecho eclesiástico alemán) y decía que él esperaría más apoyo de su propia iglesia (la Iglesia católica alemana, a través de su Conferencia episcopal) para los cristianos en Egipto (no hablaba sólo de los coptos).

Contaba que los únicos políticos que habían viajado a Egipto y se habían interesado realmente por el problema de la libertad religiosa y su defensa, eran los Verdes. Sí, no me extraña, los demás, están demasiado preocupados -en el mejor de los casos- de los temas económicos y la defensa de los derechos civiles queda fuera de su programa.

Asimismo, entrevistaban a líderes musulmanes egipcios (también de la universidad musulmana), quienes llamaban a sus fieles a concurrir, junto a sus compatriotas cristianos cooptos a los servicios religiosos de Navidad (no olviden que viven aún bajo el Calendario Juliano), para apoyarlos y solidarizar con ellos.

El monseñor católico de Egipto hacía ver que este "odio" religioso no es propio de la mentalidad egipcia, donde cristianos (coptos) y musulmanes han convidido pacíficamente mucho tiempo. O sea, insinúa lo que insinúan todos: que o son extranjeros o son egipcios azuzados por grupos foráneos. Monseñor mencionó a algunos países desde donde puede venir este odio y además, algunos grupos.

Hace tiempo que yo quería ir a una misa copta (no a toda, porque son eternas, pero al menos, a la segunda parte, como me recomendó mi peluquero). Tal vez esta la oportunidad de hacerlo. Me pregunto cuántos de los políticos alemanes (salvo los Verdes a quienes respeto mucho, porque realmente se juegan por la defensa de los derechos fundamentales de TODOS) estarían dispuestos a hacerlo. Si hay muchas cámaras y pueden sacar provecho político, seguro que ahí están todos. Qué pena -para los políticos alemanes- que los coptos sean generalmente extranjeros y no tengan derecho a voto. O tal vez, qué pena para los coptos.

Para terminar, tanto la iglesia evangélica de Alemania, como el Santo Padre en Roma, han defendido siempre y en todo lugar, la libertad religiosa de todos que es, como bien sabemos, un derecho fundamental. El fin de semana, el Papa habló de la libertad de religión y de la PAZ y, desde entonces, se ha estado advirtiendo -en círculos cristianos- a no devolver violencia con violencia.

1 comentario:

Ljudmila dijo...

Gracias Marta. Muy interesante. Claro el no tener derecho a voto lo hace poco interesante para los politicos. Quizas todos tengamos un poco de culpa por conocer tan poco de otras religiones. Y se hace dificil respetar lo que ni siquiera se conoce. A veces (demasiadas) se les tiene hasta miedo...con respecto a esa "herencia" el Concilio Vaticano II (y naturalmente JPII) dejaron mensajes clarisimos. Lo mismo el Papa Benedicto.