jueves, 13 de diciembre de 2012

Éxito de Grecia?


El martes en la noche, el gobierno griego anunció que la recompra (para variar, no hay artículo en Wikipedia en castellano sobre este concepto, asi que no sé si efectivamente se llama así; pero Uds. entenderán) de sus bonos había sido "exitosa" y que los había vendido todos... Todos felices, aplaudiendo al gobierno de Grecia...

Pues bien, el miércoles, al publicar las cifras, nos pudimos dar cuenta que, en realidad, la re-compra NO había sido tan exitosa, ya que, si bien, los griegos compraron toda su deuda a menor valor, no la compraron al valor establecido en las condiciones programadas para que la UE y el FMI le presten el dinero para financiar esta operación.

Grecia tuvo que pagar algunos de sus bonos estatales mucho más caros. Evidente: no todos los vendedores (compradores) querían renunciar a un porcentaje tan alto de su valor, para reducir así la deuda del estado helénico.

En suma, los acreedores de Grecia tenían que quedarse con un promendio del 28% del valor nominal de los bonos y, en realidad se quedaron con bastante más: con un 33,8% en promedio. De manera que la re-compra de bonos de Grecia cuesta al Fondo de ayuda EFSF 1,3 mil millones de € más de lo previsto.

En efecto, esta operación, pagada por el fondo -esto es, por el contribuyente europeo- debería costar 10 mil millones de euros; pero, en realidad, costará  11,3 mil millones. La pregunta es: de dónde saldrán los 1,3 mil millones que les faltan a los griegos cuya venta parece que no fue tan existosa... A ver si algun@ de l@s lectores se atreve a darnos su opinión...

Pero claro, anunciar la tarde o noche del martes que habrían tenido tanto éxito y comenzar a recibir los parabienes de los otros gobiernos es una medida publicitaria muy efectiva...  Una más, sacada del cajón de los trucos del mago... Un truco más...

Recordemos que la re-compra de bonos griegos por parte del estado griego es condición indispensable para que se apruebe más ayuda (el tercer paquete ya) para Grecia. En rigor, no deberían concederle más ayuda. Pero sabemos que "salvar" a Grecia (que se muestra como el típico barril sin fondos) es una decisión política.