lunes, 11 de febrero de 2013

Merkel sobre renuncia de Benedicto


Traduzco para Uds. el mensaje de la canciller Merkel hoy a las 14 hrs. y que fue transmitido directamente a través de internet. Lo que no está entre comillas es, obviamente, mi opinión personal.

"Señoras y señores, la noticia que hemos recibido desde el Vaticano, esta tarde, nos ha conmovido: el Papa Benedicto XVI. ha anunciado que dejará su cargo el día 28 de febrero". El 28 a las 10 hrs., para ser más exactos.

"Hace casi ocho años, cuando Joseph Ratzinger fue elegido jefe de la Iglesia católica, estábamos orgullosos de que nuestro compatriota fuera nombrado el primer Papa alemán desüués de siglos. Entonces, le deseamos suerte y mucha fuerza para cumplir su misión".

"Si, después de un examen cuidadoso, el Papa ha llegado a la conclusión de que su fuerza ya no es suficiente para el desempeño de sus funciones, merece todo mi respeto. Esta que ha tomado es una decisión muy difícil. En este tiempo, en que nuestra vida es cada vez más larga, mucha gente entenderá bien cómo el Papa tiene que ha tenido que lidiar con la carga que conllena el envejecimiento. Benedicto XVI. ha tomado una decisión para su iglesia y la gente en él.

"Recuerdo las palabras del recién elegido Papa ante el pueblo, en la plaza de San Pedro: 'Sólo soy un simple trabajador en la viña del Señor'. Mostró con ello, la modestia en su comportamiento". Pienso que todo en Ratzinger es modestia y que es un buen ejemplo de austeridad y humildad para todos nosotros.

"Sin embargo, él es mucho más que un simple obrero: Él es un pastor de más de mil millones de personas. Él sabe que la Iglesia sólo puede tener éxito en el diálogo con el mundo, y ha conducido ese diálogo, tanto con otras iglesias, como con otras religiones. Él ha fortalecido las relaciones con las Iglesias ortodoxas otientales; a judios y a musulmanes les ha tendido la mano.

Benedicto 16 es y seguirá siendo uno de los pensadores religiosos más importantes de nuestro tiempo. Sus libros siguen han sido y continuarán cautivando a muchas personas.

"Recuerdo también las conversaciones que he tenido con el Papa en Roma y también durante su viaje a Alemania. Pienso en su profunda cultura, en su sentido del contexto de la continuidad histórica y en su interés, siempre vivo, por los temas relacionados con la unidad de Europa.

"También pienso en Benedicto como el hombre que, en sus viajes por Alemania, llegó a los corazones de los fieles -ya sea en Colonia para la Jornada Mundial de la Juventud, o en Berlín, en Erfurt y en Freiburg-.

"Es inolvidable el discurso del Papa en septiembre de 2011, ante el Bundestag alemán. En él, describió nuestra tarea fundamental como políticos, el estar al servicio del derecho y oponerse/rechazar la injusticia. Fue este un gran momento en nuestro Parlamento (un momento estrella, se dice en alemán, nota del blog) y las palabras del Papa me va a acompañar personalmente durante mucho tiempo más.

"Como canciller federal, le digo a Benedicto 16, Gracias por su trabajo y, de corazón, le deseo todo lo mejor para los próximos años".