miércoles, 18 de septiembre de 2013

Alemania en el número 19 de la libertad económica en el mundo


El mapa del estudio que salió ayer el lunes pasado (sorry, a veces no alcanzo a escribir un post inmediatamente) en freiheit.org. Como siempre, Chile es el país de habla hispana mejor calificado, en el número 11, seguido por Perú en el puesto número 22.



En el Informe de la Fundación Naumann, Por la libertad, dice que se aprecia un aumento contiuado de la libertad económica desde 1980 hasta el 2011 en todo el mundo. Explica que este proceso terminó, con las intervenciones del gobierno, a raíz de las medidas adoptadas en respuesta a la crisis financiera y económica global. Desde entonces, el índice no ha cambiado casi nada. También en Alemania se ha visto este desarrollo.

Sobre Alemania, el estudio hace ver que es sorprendende que ese país, en un sólo ano, ha mejorado en 7,68 puntos su posición desde el lugar 31, el 2012, al lugar número 19, el 2013. En comparación con la Unión Europea (EU28), Alemania obtiene mue buenos resultados el ámbito del estado de derecho, de la protección del derecho de propiedad y de la estabilidad del sistema monetario. Pero, los ítem de la libertad económica, del comercio internacional y de la regulación estatal, Alemania alcanza sólo una mediana libertad.

Comparado con los otros estados de la OECD y pese a que Alemania está en un buen pie en materias como estado de derecho, protección del derecho de propiedad y estabilidad de la política monetaria; en libre comercio y en cuando a la intensidad de la regulación, se halla en un medio campo.

Pese a ello, Alemania se encuentra en la clase media frente a los top ten del mundo. En efecto, en algunos aspectos, el país no los alcaza. Concretamente, en el plano de la intensidad de la regulación, Alemania no llega ni al mínimo de lo que llega el mínimo del top ten. Asimismo, el país sufre bajo un mercado laboral sumamente regulado y una restrictiva regulación del mercado financiero. En todos los aspectos de la regulación, Alemania se encuentra bajo el promedio del grupo de punta.

En suma, si bien es cierto que Alemania ha dado un salto muy grande en el ranking, aún falta mucho para lograr un país realmente libre en materia económica.