sábado, 28 de diciembre de 2013

Eutanasia, Holocausto y la hambruna de prisioneros de guerra...


"Quien acepta que una persona de su propia familia sea asesinada semi-públicamente, permanece indiferente cuando, más tarde, sein millones de judios son deportados hacia la muerte y cuando dos millones de prisioneros de gierra soviéticos mueren de hambre en los campos de prisioneros" (1). Götz Aly sobre la eutanasia durante la II Guerra y lo que vino después...

Creo que es el mismo quien dice que la eutanasia fue un ensayo general del Holocausto.

El historiador alemán describe la situación de las familias: "en aquel entonces "imperaba la guerra. Las familias tenían más hijos que hoy, menos dinero y menos espacio para vivir. No tenían apoyo del estado. Por el contrario, en el caso del nacimiento de un niño discapacitado, quitaban todas las ayudas sociales para los niños sanos. En ese caso, esa familia, toda la estirpe se consideraba como portadora de una enfermedad hereditaria y con ello, se cerraba a sus miembros todas las puertas para el futuro" (2). 

La traducción libre es mía, tomada del artículo Historiker Götz Aly über Euthanasie „Ich habe katholisch geantwortet“ (Historiador Götz Aly: mi respuesta fue en católico).

____________________________

(1) Wer hinnimmt, dass die eigenen Angehörigen halböffentlich ermordet werden, der bleibt gleichgültig, wenn später sechs Millionen Juden in den Tod deportiert werden und zwei Millionen sowjetische Kriegsgefangene in deutschen Lagern verhungern.

(2) Es herrschte Krieg. Die Familien hatten damals deutlich mehr Kinder als heute, deutlich weniger Geld und Wohnraum. Es gab keine staatliche Unterstützung, im Gegenteil: Im Fall der Geburt eines behinderten Kindes wurden alle sozialen Hilfen für die gesunden Kinder gestrichen. Die Familie, ja selbst die „Sippe“ galt nun als erbkrank und war damit insgesamt in ihren Zukunftschancen bedroht. 

2 comentarios:

mipolonia dijo...

Te pongo aquí más abajo mi respuesta a tu comentario. Querría que quedara meridianamente claro, ya te lo dije en su momento: pregunta lo que quieras, sé lo mordaz que quieras, critica lo que quieras, pero hazlo con argumentos. Punto final y feliz Año Nuevo - esto sin ironía.


-----
"No me des las gracias tan rápido.

Ves mal. Ni siquiera a mi propio blog entro una vez por semana desde hace tiempo.

La última vez que entré en el tuyo -por única vez el año pasado - fue cuando escribí este post. Si así funcionan todas tus estadísticas, deberías revisarlas un poquito.

Cito lo que escribiste tú misma en tu blog y en el mío, estimada. ¿Y?
¿Me equivoco en algo? ¿En qué?
¿Manipulo algo? ¿Qué es?
¿Tienes algún problema en debatir?


Ya te dije: o entras con argumentos, o puerta".

Marta Salazar dijo...

estimado Higinio Paterna, deberías estar agradecido de que, al menos yo, pase cada seis meses por tu blog... porque de otra manera, no lo leería nadie... salvo algún lector (lector hombre) de Aceprensa, que es el medio donde tú normalmente escribes...