miércoles, 4 de junio de 2014

Impuesto al ahorro


Estamos a punto de asistir a un cambio de sistema financiero de la Zona euro. Se teme que el pdte. del BCE, signore Draghi, anuncie el día jueves -manana- que tendremos intereses guías negativos en la Zona euro.

Esto, debido a que los bancos sudeuropeos parece que no otorgan créditos a sus empresarios -a los empresarios sudeuropeos- con lo que se produce lo que en alemán se llama una Kreditklemme (credit crunch o credit squeeze, en inglés).

De manera que se castigaría a los bancos por esta actitud... Yo me pregunto si las razones para que los bancos no presten dinero a los empresarios de Italia, Espana y Portugal no serán otras... Otras como falta de reformas estructurales, de competividad, de probidad en los negocios, de estado de derecho, de infraestructura, de transparencia, etc. etc.

Porque en los países de más al norte, tenemos los mismos intereses y los bancos e instituciones financieras sí prestan dinero sin problema... La plata circula y hace trabajar a la economía.

Por otra parte, esta medida de los intereses negativos, es un castigo a las personas que nos comportamos correctamente, que ahorramos. Georg Fahrenschon, el pdte. de la Asociación de Cajas de ahorro, dice acertadamente en entrevista de hoy temprano que una medida así es una expropiación del dinero de los ahorrantes.

En efecto, el banquero explica que una disminución del actual 0,25% (ya es bajísimo) al 0,1% significa que los ahorrantes alemanes perderíamos 15 mil millones de euros. Asimismo, ello significaría un "agujero" en el sistema de la previsión para la vejez que tenemos en Alemania, basada en los ahorros.

Die Welt habla hoy, con mucha razón, de un impuesto al ahorro...

Jörg Krämer, economista jefe del Commerzbank, decía esta manana que, si en un país, un banco sometido a intereses guía de 0,25% no presta dinero a los empresarios, tampoco lo prestará a intereses de 0,1%. Explicaba que, habrá otras razones para que no lo haga.

No sé si Draghi y Cía. están conscientes que medidas como esta son sólo agua en el molino (de agua) de los partidos y movimientos anti-europeos.