miércoles, 30 de julio de 2014

El sistema operativo de Rusia viene de la época soviética


El periodista de Focus y durante largos anos corresponsal en Moscú, Boris Reitschuster (aquí pueden ver su biografía), dice, en una reciente entrevista en /e-politik.de/, titulada „Man muss die Wahrheit da suchen, wo sie ist“ = hay que buscar la verdad donde ella está, explica (la traducción es mía y no es literal):

Si hablamos en el idioma de la computación, podemos decir que Rusia tiene hoy un sistema operativo muy antiguo, un sistema operativo que viene del periodo soviético. Es un viejo sistema operativo de una computadora marca Robotron y trabaja de la manera en que lo hacían en aquella época.

No es que no trabaje en forma racional, es que su racionalidad es la racionalidad de la era soviética. El problema es que nosotros vivimos en el siglo 21 y Putin debería haber cambiado a un sistema operativo moderno. Él piensa en categorías de expansión territorial, de zona de influencia o hegemonía y de agentes que él ve en todas partes. Ese es su anticuado sistema operativo.  

El sistema operativo correcto, el más moderno sería uno que incluya la partnership, el trabajo conjunto, sammenarbeit, el no a la conquista militar de otros países, como en el caso de Crimea, con soldados encubiertos. Sino un sistema donde se gane la simpatia de la gente. Un sistema operativo moderno desarrolla un modelo atractivo y no uno que intenta crear esferas de inflcuencia con una Kalaschnikow en las manos. Mejor sería crear una Coca-Cola rusa, un Twitter ruso, que intentarlo con una Kalaschnikow y con un tanque T-52.