viernes, 25 de julio de 2014

Strache distingue entre una broma y la realidad...


Ayer, el populista de derecha Heinz-Christian Strache enlazó, en su página de Facebook, la noticia de la conocida página de sátira alemana Der Postillon (soy su fan desde antes de que fuera tan conocida como lo es hoy).

La noticia se titula: Los EEUU amenazan a la Unión europea con sanciones, si la Unión Europea no adopta sanciones contra Rusia El populista austriaco (en su juventud se mezcló en grupos neonazis e incluso fue parte de la Juventud vikinga) comenta: Quién echa aquí aceite al fuego?

Claro, él, como todo buen extremista de derecha, es anti-norteamericano, y considera que los EEUU son siempre "los malos de la película".

Igualmente, como todos los populistas y extremistas de derecha en Europa, Strache está a favor de Putin y en contra de sanciones. Hace muchos viajes a Moscú y se dice que tiene grandes contactos entre los oilgarcas que -a lo mejor los lectores de habla hispana no lo saben- pueblan Viena y Austria.

De manera que la noticia del Postillon acerca de las amenazas de sanciones a Europa por parte de Obama. Strache es uno de los que piensan que los EEUU tratan de frenar su crisis económica transportándola a Europa (what...?). Strache es anti-neo-liberal. Su personalidad es absolutamente cínica y se hace el chistoso, con chistes y comentarios divertidos sobre todos los demás... Pero él cae en la broma y no reconoce la sátira...

Personas como él, que no reconocen una broma, una sátira de la realidad, son quienes aspiran a guiar los destinos de Europa...