miércoles, 8 de octubre de 2014

Sombrías condiciones económicas, salvo en Alemania


Del Estudio del Pew, "The New Sick Man of Europe: the European Union | Pew Research Center's Global Attitudes Project" (screenshot).

Sí, las condiciones económicas en los principales países de la Unión Europea (me llama la atención que no aparezca Escandinavia) han empeorado considerablemente desde que empezó la crisis (crisis que no ha terninado).

Algunos culpan a Alemania de la crisis, porque parece ser que Alemania no está mal, como muestran las cifras. Los alemanes serían los grandes ganadores de la crisis. Con eso, se demostraría que ellos la propiciarían.

Me pregunto si el que a un país le vaya bien, pese a que sus vecinos estén en crisis, puede ser interpretado como una senal de que este país quiere la crisis, la mantiene o la impulsa.

Me parece que no.

Me pregunto si se puede colegir que a los alemanes les gusta la crisis, porque a ellos no les va tan mal como al resto de los países (aunque todo es relativo).

Mi respuesta a todas estas afirmaciones que se leen con demasiada frecuencia es no. A Alemania no le gusta, ni le conviene, ni impulsa la crisis.

Alemania es, por el contrario, un país que se adelantó a la crisis, la vivió durante la década de los '90 y tomó las medidas para superarla. Y las continúa tomando. Aparte de ayudar a los demás países en dificultades, lo que crea a los alemanes, graves problemas políticos internos con grupos euroescépticos.