lunes, 20 de octubre de 2014

El Cardenal Kasper en el nido de víboras - Zenit y Kath . net, el racismo, el sínodo y las banderías


La semana pasada, la agencia de noticias Zenit publicó una (supuesta) entrevista con el cardenal alemán Walter Kasper.

Antes de eso, hay que decir que la semana pasada, se desarrollaba en Roma un Sínodo de obispos (y algunos laicos) sobre el tema de la familia y hay temas que, en esta parte del mundo, interesan mucho, como si los divorciados vueltos a casar pueden comulgar o qué hacer con los homosexuales... Por otra parte, en África, hay temas que importan más que éstos, como el de la poligamia... (los africanos dicen que, los divorcios y vueltas a casar en Europa, son un caso de poligamia en el tiempo).

Asimismo, tengo que explicarles, que el cardenal Kasper es como el más detestado entre los católicos conservadores y ultra conservadores, en estas latitudes. Además, ha sido muy alabado por el Papa Francisco quien, para estos grupos, es como su representante en el sínodo... Para ellos, Francisco es un paño rojo (como decimos en alemán).

Sí, es un poco ridículo todo esto de las banderías en torno a uno o a otro obispo y revela -a mi modo de ver- una falta de sobrenaturalidad que no se compadece y que más bien desconoce lo que los católicos creemos: que la Iglesia es guiada sabiamente por el Espíritu Santo. Estas banderías, me recuerdan aquella crítica paulina sobre aquellos primeros cristianos que decían ser de Pablo o de Pedro o de Apolo... San Pablo los recrimina duramente, criticando las banderías y diciendo que somos de Cristo (*).

Pues bien, el título de la entrevista en Zenit (realizada por un periodista llamado Edward Pentin y otras dos personas, teóricamente un francés y un inglés o algo así... fue todo muy informal, así que ni esto se sabe) tiene como título: Cardinal Kasper: ‘Growing Majority’ in Synod Support Divorce-Remarriage Proposal = el cardenal Kasper dice que crece la mayoría que, en el sínodo apoya la propuesta sobre los divorciados vueltos a casar (hace cinco días, dice la página de Zenit).

Con este título, la famosa entrevista, era pan comido para los sectores conservadores. Inmediatamente, Kath . net publicó dos artículos en los que se citaba un aspecto de la entrevista de Zenit sobre África. Concretamente, el cardenal Kasper habría dicho que los obispos africanos no tienen nada que decir en el sínodo y que no son escuchados. Con ello, lo acusaban de racismo. Claro, qué mejor que descalificar a un obispo como racista para que sus propuestas en el tema divorciados vueltos a casar es propio...

El cardenal Kasper desmintió la entrevista; pero no fue dentro de las horas después de la aparición de la misma, lo que sirvió a kath . net para reatacar y publicar otro artículo en que decían que el cardenal callaba...

Entre tanto, Zenit retiró la entrevista que, sin embargo, ya estaba en el mundo... cuando publicas algo en internet, ya no lo puedes retirar más. Y hoy se la puede leer en diversos medios norteamericanos. Y en la traducción al alemán de la página partidista kath . net

Pero Zenit no sólo retiró la entrevista, sino que publicó una grabación de la misma... Con tan mala suerte para Pentin que el O-Ton de la misma, daba la razón a Kasper. Esto es, sus palabras realmente habían sido trucadas. Y que conste que estos grupos ultristas son quienes se quejan comúnmente de que los mal interpretan o "sacan sus palabras de contexto". Bueno, cómo andamos por casa...?

Lo que Kasper dice realmente (la grabación en inglés está en la red, desde donde incluso la pueden bajar, yo la traduzco al castellano) es: "Pienso que, en definitiva, tienen que haber criterios generales, válidos para toda la Iglesia. Pero nosotros no podemos recolver los problemas de África. Tiene que haber espacio para que las conferencias episcopales locales resuelvan ellas mismas sus problemas".

A todo esto, queda más o menos claro lo que pasó: a la salida de una reunión del Sínodo, se acercaron al cardenal, tres personas que -dice Pentin- se presentaron como periodistas y mantuvieron un intercambio de opiniones "en la calle", por así decirlo. En la grabación, se escuchan muchos ruidos ambientales, autos, otras conversaciones, etc.

Todo en inglés. El Cardenal conversó amablemente con ellos, que nunca le dijeron que ellos consideraban este diálogo al pasar, una entrevista. Tampoco le dijeron que lo estaban grabando... Perdón, pero qué tipo de prácticas no-éticas son estas...!? Y luego publicaron en Zenit, como si hubiera sido una entrevista, parte de sus declaraciones y más encima, trucadas.

El cardenal Kasper no autorizó nunca una entrevista. No sé cómo serán las prácticas periodisticas en otros países; pero en Europa, las entrevistas se autorizan. Hasta yo, que no soy cardenal y no puedo ser menos importante, debí autorizar mi últimas entrevista. Más aún, poco antes de la publicación, me jefe sugirió cambiar una frase, llamé a la periodista y ella la cambió. Esto es lo que se hace siempre y en todo lugar, es parte de la ética periodística, de la buena educación, de la moral general, etc., etc.

Recomiendo esta corta entrevista al respecto en Radio Vatikana

En suma, primero, lo abordan a la salida de una reunión, no le dicen nada de una entrevista y publican sus palabras como si hubiese sido una entrevista y además, graban sus palabras sin que él lo sepa. No sé qué piensan Uds., pero a mí me parece que menos ético no puede ser.

Nido de víboras...

______________________________


(*) "Personas de la casa de Cloe me han hablado de que hay rivalidades entre ustedes. Puedo usar esta palabra, ya que uno dice: «Yo soy de Pablo», y otro: Referencias versículo 1212 «Yo soy de Apolo», o «Yo soy de Cefas», o «Yo soy de Cristo». 13 ¿Quieren dividir a Cristo? ¿Acaso fue Pablo crucificado por ustedes? ¿O fueron bautizados en el nombre de Pablo?" Primera Carta a los 1 Corintios, 3,4 sobre las divisiones entre los cristianos.