jueves, 5 de marzo de 2015

Si votas por partidos de extrema derecha, votas por Putin


Esta semana, apareció un artículo titulado Putin's European Extremist Allies (with Infographics) = Los aliados extremistas europeos de Putin (con infográfica). El gráfico está aquí

Se refiere a los tres partidos de extrema derecha más importantes (la importancia es relativa) de Europa occidental apoyados/financiados por Putin:

El muy conocido Front National francés, el partido de la familia Le Pen. El antisemita Jobbik húngaro y la neonazi NPD alemana. La FPÖ de Austria (se hace llamar libre; pero de libre no tiene nada, sólo de totalitario).

Estos cuatro partidos tienen como enemigo a la Unión europea y a una sociedad libre, democrática, pluralista y respetuosa; esto es, los mismos enemigos que tiene Putin.

Sobre Alemania, puedo decir que falta la AfD, colectividad que, probablemente debido a que es nueva, no aparece en el listado. Dudo que sea financiada por Putin; pero apoyada sí. El apoyo es mutuo. Recordemos las visitas de su dirigente el ex-demócrata cristiano y gran defensor dePutin en Alemania, Alexander Gauland a la embajada de Moscú.

Pero también partidos de ultra izquierda son apoyados/financiados por Putin, como el griego Syriza, actualmente -desde hace muy poco- en el gobierno, en una insana coalición con la ultra derechista Anel.

Viendo la lista, concluyo, eso sí, que la mayoría de los partidos apoyados por Moscú no son de izquierda, sino de ultraderecha. Lo que se explica también por la alianza nada de santa entre la iglesia ortodoxa y la política putiniana, unida a la admiración de grupos cristianos europeos hacia la Ortodoxia... (por tema homofobia y otros).

Ver: Putin, el gran defensor de la familia y de la maternidadLos Provida felicitan a Putin y organizan un Congreso de las familias en Moscú (Rusia)

El analista británico (especialista en temas rusos) Andrew Foxall advierte a los europeos que no caigan en la trampa del Kremlin: "European voters need to understand that voting for far-right parties is not merely a vote against the political mainstream – it is a vote for Putin."