jueves, 14 de mayo de 2015

Informe Nemzow sobre la guerra en Ucrania


La muerte... el asesinato de Boris Nemzow en las cercanías (a pasos) del Kremlin (frente a sus muros, se dice) fue un tema que tratamos en su momento en ese blog. Pocas personas pueden creer que la nueva nomenklatura rusa no sabía nada de ello, ni que es casualidad que las cámaras más cercanas hayan estado descompuestas/apagadas o que la única cámara que funcionaba, haya sido tapada (en la madrugada) por un camión que, casualmente pasaba por ahí.

No sé si Uds. lo crean... A mí, me es muy difícil creer la versión oficial acerca de la muerte: asesinado por terroristas musulmanes chechenos... Ese país en el cual, Putin, sometió a sangre y fuego en ya dos guerras de Chechenia.

Esta semana, apareció en Moscú el informe en el cual Nemzow había estado trabajando, reconstruido por sus companeros de la oposición al gobierno de Putin. Si bien es cierto que los servicios de seguridad rusos confiscaron todo lo que había en su oficina, es evidente que Nemzow trabajaba en un equipo con otras personas y que había más copias de la información recopilada.

Las 65 páguinas del Informe puede ser leído aquí: Путин. Война Независимый экспертный доклад (en ruso). En la página de Open Russia. Gracias a la periodista Julia Smirnova (en Twitter: ‏@smirnova_welt) por pasarme el link.

Pese a las negaciones del gobierno de Putin y de los separatistas, en el sentido que no habrían tropas/militares rusos, peleando en Ucrania, el Informe Nemzow dice que sí hay. Y que, desde que se inició la guerra, al menos 220 soldados rusos han caído en Ucrania. En total, se calcula que en la guerra, han muerto ya siete mil personas.

Actualmente habría -prosigue el informe- entre ocho mil y diez mil militares rusos. De un total de 35 a 40 mil personas (entre ellos, mercenarios) peleando junto a los separatistas pro- Rusia.

La mayoría de las familias de los soldados caídos no han recibido indemnización alguna. En muchos casos -como en el de los 17 paracaídistas de Iwanowo, el gobierno ruso se niega a pagarla, ya que los paracaidistas fueron obligados a renunciar pro forma al ejército ruso, antes de ser trasladados a pelear en Ucrania.

Esta última circunstancia dió pie a la afirmación de los líderes separatistas, en el sentido de que los militares rusos que pelean con ellos, "están de vacaciones". Claro, otros van a la playa, otros a la montana, de vacaciones... Los militares rusos, van a pelear a Ucrania. PLOP!

El informe también destaca que los principales triunfos militares de los separatistas se deben a la participación de los militares rusos. Lo que se dice desde hace ya bastante tiempo. "Todos los grandes éxitos militares de los separatistas se ha logrado mediante el uso de soldados rusos" (Ilja Jaschin, en la foto que agradezco a Wikipedia y a Rodrigo Fernández, quien la subió a Wiki bajo licencia CC BY-SA 3.0).

Para quienes aún sigan creyendo que un grupo terrorista islamista checheno mató a Nemzow, los invito a preguntarse qué interés habrían podido tener los islamistas. Y quién puede haber tenido interés en silenciar a Nemzow justo antes de la publicación de su informe sobre la guerra híbrida de Putin en Ucrania.

Volviendo al contenido del Informe Nemzow, la guerra no declarada en el este de Ucrania ha costado al estado ruso cerca de mil millones de euros. A ellos, se suman los 1,4 mil millones de euros que cuesta la mantención de las personas que huyen de la zona de la guerra.

Me gustaría concluir citanto al político ruso de oposicón y colaborador de Nemzow Ilja Jaschin: "No hay ningún otro pueblo que esté tan cerca del pueblo ruso como el ucraniano" y... "Putin pasará; pero nosotros tenemos que convivir con los ucranianos".