viernes, 25 de diciembre de 2015

La guerra santa de la Iglesia ortodoxa de Rusia o el guerrero de Dios al servicio de Putin


Esta semana, la excelente periodista alemana, Gesine Dornblüth, corresponsal en Moscú, entrevistó al sumo sacerdote Wsewolod Tschaplin (47 anos). Vocero de la Iglesia rusa-ortodoxa y en ese país, una estrella mediática. Ver Putins Gotteskrieger (me pernito traducir libremente el título -no es literal- como: el guerrero de Dios al servicio de Putin.

Le preguntan su opinión sobre los recientes atentados terroristas en París. El pequeno (de porte) sacerdote responde: "Lo que ha ocurrido es una lección para Europa, para Rusia, para el resto del mundo: con el cuento (Gerede) de la tolerancia, el terrorismo no puede ser derrotado". Clara opinión tiene el hombre de la barba: la tolerancia no lleva a nada y hay que ser intolerante :P

Anade que la tolerancia es indiferencia y hace tanto dano a las personas como la prosperidad material. De manera -prosigue- que el terror y la guerra pueden ser buenos, ya que conducen a las personas nuevamente hacia Dios. Ok, sumo sacerdote: Viva la guerra!

Califica los ataques aéreos de Rusia en Siria como una "guerra santa". Podríamos comentar: Viva la guerra santa!

"Cuando el hombre cifra todo en el dinero, en la salud, en la comodidad, en un enfoque racional de los procesos sociales, no es vida, sino es muerte. Por tanto, las guerras, las epidemias y las catástrofes son salvíficos para la sociedad. Es mejor, apartarse de la prosperidad de una gran ciudad, para ir al campo de batalla."

Sobre la mujer y el feminismo opina el sumo sacerdote ortodoxo ruso: "Una mujer será entonces feliz cuando se redescubra a sí misma como una madre, como educadora. Evidentemente y en contraste, todo el feminismo occidental, este movimiento anti-natural, se resista a ello. Pero es obvio que el feminismo fue construido por estructuras internacionales para erradicar la humanidad". Estará hablando de lo que sus seguidores occidentales (los movimientos de extrema derecha ultra-conservadores europeos) llaman en gender mainstream...?

Acerca de si la Iglesia ortodoxa rusa puede ser comparada con los ayatolas de Irán, comenta Tschaplin: "Irán tiene una sociedad exitosa, mucho más exitosa que la sociedad occidental. La gente en Irán es mucho más feliz que en París o Berlín". Sinceramente, tengo mis dudas. Pero clato, por algo, el régimen iraní es aliado de Rusia.

Sobre la relación de la Ortodoxia rusa con el gobierno de Putin, Tschaplin explica que "Somos escuchados. Y muchas ideas que hemos expresado ya hace 15 ó 20 años, y que antes estaban en contra de la línea de quienes estaban en el poder, hoy están siendo aplicadas". Sí, el poder de la Ortodoxia en Rusia es muy grande... En esa enferma unión entre religión y política...