viernes, 15 de enero de 2016

Cardenal Woelki sobre la Noche de Ano Nuevo en Colonia




Esta semana, el arzobispo de Colonia y -junto con el cardenal Marx- uno de los dos cardenales más importantes del país, Rainer Maria Woelki, se refirió a dos temas en un mismo video: a los ataques sexistas a mujeres la noche de Ano Nuevo en Colonia y al tema de los refugiados. Resumo para Uds.

Violencia, miedo y horror no han desaparecido -están presentes- en el nuevo ano. Y han tenido lugar a la sombra de la catedral. Dice que sus co-sentimientos (simpatía) están con todas las mujeres y víctimas de esa noche.

Aclara que no debe haber lugar para violencia sexual, ni para sexismo.

Dice que está preocupado porque se juzga sin conocer todos los hechos (en el sentido de Fakten).

Después de lo que ha pasado, algunos dicen: "Y Woelki... mira lo que ha pasado con tu cultura de la bienvenida y con tu canciller de los refugiados, mira lo que han causado".

El cardenal responde que no debe haber lugar para discriminación, ni para racismo.

Advierte que defensores de un límite superior para el número de refugiados y otros populistas se aprovechan del momento, de lo que ha pasado.

Y que en las redes sociales, se choca contra la dignidad humana de manera asquerosa (widerlich) e irresponsable.

Insiste en que hay que dejar muy en claro que la dignidad humana es intangible.

Sobre los violentistas de la noche de ano nuevo tiene que caer toda la responsabilidad.

Pero también hay que ser responsables frente a la verdad.

No porque una docena de fans del fútbol cometan actos de violencia y no respeten nuestro sistema jurídico, millones de aficionados al fútbol se convierten automáticamente en hooligans.

La Navidad significa la encarnación (Menschwerdung). No podemos pisotear esta encarnación que cada ser humano ha recibido de Dios.

Tenemos que reconocer en todos a nuestras hermanas y hermanos, sólo así lograremos iluminar la noche más oscura.