jueves, 28 de enero de 2016

Extremistas de derecha, conservadores de derecha, ciudadanos peligrosos


En un post de agosto pasado, les hablé de este libro "Gefährliche Bürger" o Ciudadanos pelgrosos. Pues bien, la tesis principal del libro, de su autora y mía (también veo esta realidad), es que, dentro de la sociedad burguesa, dentro del grupo de los ciudadanos "bien", que han estudiado en la universidad, viven en casas en barrios buenos y envían a sus hijos a clegios igualmente buenos... Entre ese grupo humano, hay un importante sector que se ha radicalizado. Y se ha radicalizado ya antes de la llamada "crisis de los refugiados". Pero claro hoy, con el tema refugiados, el grupo ha crecido.

A mi modo de ver, ellos ven a los refugiados como una amenaza, tal como antes veían a los pobres, a los Hartz IV a lo que ellos llaman los Proll o Prol ("proletas" les llaman, en el lenguaje que usó el mismo Marx que, por algo, era alemán), a los polacos, a los católicos, a los protestantes, a los franceses, a lops italianos, a los de más allá y a los de más acá.

Ayer, Hans-Georg Maaßen, presidente del Bundesamts für Verfassungsschutz, esto es, de la oficina federal encargada de vigilar acerca de la constitucionalidad, del respeto a la institucionalidad en Alemania, advirtió sobre este mismo tema. Ttraduzco un resumen de sus palabras.

Dice que la Oficia de protección de la Constitución (Verfassungsschutz) previene sobre las protestas contra la política de asilo, frente a la cada vez mayor fusión entre el ambiente burgués (sectores liberal-conservadores, diríamos en castellano) y el sector de extrema derecha.

En efecto, el debate sobre la política con respecto a los refugiados se vuelve cada vez más irracional (así traduczo esta vez, "emotional") y la escena de la extrema derecha pretende aliarse a demostraciones burguesas (no sé cuáles serán... No conozco ninguna).

Diría que las posiciones de extrema derecha intentan unirse, sí a grupos más bien ultraconservadores. Y esto ya lo han logrado.

"Existe el peligro de que se cree una zona gris entre los extremistas de derecha, los conservadores de derecha y los ciudadanos que protestan. Peligro que contiene en sí un gran potencial de violencia". (Es bestehe die Gefahr, dass eine Grauzone zwischen Rechtsextremisten, Rechtskonservativen und Protestbürgern entstehe, die ein erhebliches Gewaltpotenzial berge). Los ataques masivos a mujeres en Colonia y otras ciudades han calentado la situación.