miércoles, 20 de junio de 2012

Karlsruhe refuerza los derechos del Parlamento


Igualmente, ayer enlacé la sentencia del Tribunal constitucional federal en la página del blog en Facebook y la twitteé desde mi cuenta personal.

En suma, de acuerdo a la Corte,  el parlamento debe ser integrado en las futuras negociaciones sobre el rescate del euro. Sí, el gobierno federal, tiene que informar al Parlamento rápidamente sobre las medidas propuestas para el rescate del euro.

Una vez más, el Ttibunal constitucional federal refuerza los derechos del Bundestag frente al gobierno. Gracias.

La acción fue presentada por el Partido Verde, al que le damos infinitas gracias por defender los derechos del Bundestag y, con ello, de los ciudadanos. De ahora en adelante, las medidas que impliquen cesión de soberanía y -sobre todo- comprometer el dinero del contribuyente en rescates de dudosa utilidad deben ser aprobadas por el Parlamento.

El gobierno había sostenido que ello podría complicar al conocerse detalles de las mismas. Cierto, pero, como dice el pdte. del Tribunal, Voßkuhle, "es el precio de la democracia". Asimismo, es un principio fundamental de la democracia representativa que el parlamento tiene la soberanía sobre los fondos fiscales. De ellos, el gobierno no puede disponer, sin preguntar antes a los diputados.

Igualmente, el gobierno senalaba que se trataba de tratados internacionales sobre los cuales, el gobierno no tiene que consultar al Bundestag. Karlsruhe dice que eso no es así. Que, aunque formalmente, todas las normas de EFSF y ESM no son, en la forma, parte del derecho europeo; en el fondo sí lo son o, al menos, están en una zona gris, de manera que corresponde a los diputados conocer de ellas y decidir. No en bloque -como un tratado internacional que se ratifica o se rechaza- sino como una norma europea sobre la que se discute, se decide y se cambia.