sábado, 14 de julio de 2012

Deuda de los países de la Zona euro en dificultades


La deuda de los países de la Zona euro en dificultades (prefiero llamarlos así, porque son tan susceptibles que se enojan por cualquier denominación... la semana pasada, un nombre tan inocente como "periferia" causó malestar en algunos espanoles...) presentan la siguiente deuda fiscal...

Aunque, como dice el economista estrella alemán, el profesor de München Hans-Werner Sinn (ver Deuda pública de Alemania entre 1950 y 2011), hay que considerad no sólo la deuda, sino también el déficit. Por otra parte, hace ver el prof. Sinn que el mayor problema de Espana no ha sido la deuda pública, sino la ingente deuda privada... No sé qué será peor...

Por último, llama la atención que algunos de los países que son ayudados por Alemania, Holanda y otros países, desarrollan una especie de profunda animadversión frente a quienes los ayudan. En este punto, Irlanda es una honrosa excepción.

Esta semana, en Twitter, he leído las afirmaciones más peregrinas que una persona se pueda imaginar. Una amga mexicana comenta que la relación entre Espana y Grecia, por una parte y Alemania, por la otra, es semejate a la de México frente a EEUU, con la diferencia de que EEUU no paga la deuda mexicana, ni envía fondos de rescate.

Les recuerdo que el límite fijado por Maastricht es de 60%. Sobre tema ahorro en la Zona euro, ver artículo de No a la Unión bancaria europea

Grecia: 165,3% (2011; 160,6% (estimación para 2012)
Italia: 120,1 (2011); 123,5 (estimación para 2012)
Irlanda 108,2; 116,1 ídem
Portugal: 107,8; 113,9 ídem
Espana: 68,5%; 80,9 ídem
Países del euro promedio: 88; 91,8 ídem

Así, no me extrana que estemos mal... No se puede gastar más de lo que se percibe, esto lo sabe cualquier duena de casa de cualquier país del mundo. 

1 comentario:

kop_op dijo...

Qué tal Marta, espero que muy bien.
La frase con la que termina tu post, me recuerda normas similares que imponía la Casa Central del banco -pequeño pero internacional- donde yo trabajé varios años. La administración centralizada inculcaba en sus gerentes el manejo de las sucursales como si fueran su casa:
"Al analizar una solicitud de crédito, pregúntese si la aprobaría si tuviera que darlo con su propio dinero. Si la respuesta es afirmativa, firme con tranquilidad. De lo contrario, absténgase."
En los años en que los autorizantes de préstamos respetaban esa regla, el porcentaje de deudores morosos era mínimo.
Un abrazo, y que tengas un domingo placentero.
Federico