sábado, 15 de septiembre de 2012

"Nosotros también podemos negarles la ayuda"


Volker Kauder, jefe de la fracción CDU/CSU en el Bundestag advierte en Tagesspiegel am Sonntag que el parlamento puede negarse a aprobar la ayuda que se quiera/deba/pretenda orotgar a países que se quieran refugiar bajo un paraguas de proección. "Nosotros también podemos negarles la ayuda", dice explícitamente. 

El BCE condiciona la controvertida compra de bonos estatales de países en dificultades a que estos hayan pedido ayuda a uno de los fondos que se crean para estos efectos (a saber EFSF y ESM). En otras palabras, esta ayuda no es así sin más (como parece haber entendido erróneamente el PM de Espana esta semana).

Una petición de ayuda... más bien, la entrega de ayuda, tiene que ser aprobada por el Bundestag. Y el Bundestag (atención Monti, Rajoy y otros) no será entregada sin que medie una petición formal de ayuda y un proyecto concreto de llevar a cabo reformas y de consolidar su presupuesto fiscal.

De manera que -para bien o para mal- la decisión del BCE depende de la decisión anterior del Parlamento alemán... Gracias a Dios, diría yo. La decisión del BCE pasa a ser una decisión condicionada por la política... lo que no es bueno, pero Draghi y Co. la han querido así.

 Kauder explica que la posición de Weidmann llevó a que el BCE haya condicionado la adquisición de los bonos (esto, yo lo llamo simplemente financiamiento estatal) a la ayuda que se obtiene bajo un paraguas de rescate. Como todos sabemos, ello implica aceptar las condiciones y las exigencias exigidad por la UE. Así como en Grecia con la troika.

Algo es algo... Gracias Jens Weidmann.