viernes, 23 de noviembre de 2012

El fantasma rompe-sellos en E.ON


El texto de la sentencia de ayer, de la Corte Europea de Justicia que condena a E.ON a pagar 38 millones de euros por haber roto un sello judicial en una investigación sobre acuerdos monopólicos que se seguía a la empresa de energía. Gracias a @hcorralt por el link.

El texto en alemán -idioma en que se llevó a cabo el proceso- está aquí

Como algunos de Uds. sabrán, el caso se remonta al ano 2006, en que alguien rompió un sello que los investigadores europeos habían colocado en la puerta de la oficina donde se hallaban los archivos y documentos que estaban analizando. En otras palabras: en una pieza de E.ON-filial München dejaron "encerrados" documentos importantes, para seguir trabajando al día siguiente; pero, al regresar, al día siguiente, el sello de plástico, estaba roto...

E.ON dice que corresponde a los investigadores demostrar que el sello fue roto durante la noche; la Comisión europea sostiene, con razon, que el onus probandi no recae sobre ellos, sino que la empresa debe dar explicaciones razonables de cómo se rompió... ya que lo normal es que los sellos no se rompan.

Si yo hubiese sido abogado de E.ON habría preguntado si es posible que una sra. de la limpieza extranjera (de las muchas que hay en Alemania, generalmente procedentes del sur o del este de Europa) lo haya roto sin saber de qué se trataba, guiada por la buena intención de limpiar la oficina de los controladores europeos... Y habría tratado de demostrar que ningún documento fue sacado de la oficina. Y por tanto, no hubo intención de entorpecer el resultado de la investigación.

En subsidio, habría sostenido que, tal vez fue algún fantasma que pulula por München... el rey loco Ludwig o bien, alguno de los fundadores de la antigua PreussenElektra, una de las empresas de las cuales E.ON es sucesora;)