viernes, 23 de noviembre de 2012

Steinbrück o el síndrome de Herbert Wehner


Buen punto al que se refiere Torsten Krauel en Welt esta manana. Es una breve explicación (no es la única, claro, no somos simplistas monocausalistas) de por qué la social democracia -y yo diría que más gente, también fuera de ese partido- prefieren a Merkel y no a Strinbrück como canciller.

Wehner era un buen orador y un hombre polémico. Steini, se dice que también... a mí me parece que es muy polémico, mas no un buen orador; pero es una cuestión de apreciación y de gustos. Y de género... por algo Steini tiene tan bajo rating entre las mujeres en Alemania.

Y les aseguro que no es precisamente porque Merkel sea mujer, ya que la mujer alemana, tradicionalmente prefiere a candidatos hombres. De alguna manera, Merkel ha sido elegida, pese a ser mujer y pese a ser Ossi... pero esto nos aleja de nuestro tema de hoy, al que retorno enseguida.

El editorialista Krauel dice con razón que Steinbrück, al igual que Wehner, es un polémico mordaz y un buen orador. Estas dos características no son, sin embargo, las que el electorado desea de un canciller. La mejor prueba es el estilo más silencioso y conciliador de Angela Merkel. Ella no es una persona estrepitosa, ni alborotadora, cuya voz retumba en cada esquina. Estas últimas características corresponden a la personalidad del candidato social demócrata Steinbrück.

El periodista hace ver que, en medio de la actual crisis en la Zona euro, una personalidad así sólo podría causar problemas... y no resolver ninguno. De manera que Steinbrück no parece el mejor candidato a canciller, sino Merkel, más reflexiva y sensata; menos impulsiva y más razonable que Steinbrück. Curiosamente -esta es mi reflexión- estas son características de las cuales, se dice en Alemania, que carecemos las mujeres... lo que es, a todas luces, totalmente falso;)

Para entenderse con tod@s en la Zona euro, es mucho mejor tener a una buena negociadora de personalidad sesuda y conciliadora como es la Frau Merkel que a un explosivo y arrogante Steinbrück. Además, alguien que se enemista como él, con un país vecino como Suiza... dudo mucho que pueda entenderse con Cameron, Vaclav Klaus, Maria Fekter, Tusk o con Hollande...

Por último, incluso, dentro de Alemania, su partner deseado: los Verdes... realmente no creo que se entiendan bien con un falso Robin Hood que -como dice "la caricatura" de la semana en Facebook: "roba a los ricos, para quedarse él mismo con el dinero".