miércoles, 15 de enero de 2014

"Nuestros años verde olivo": el Muro


Es el título del libro de @robertoampuero, en Wikipedia: Roberto Ampuero, que Amazon tuvo la amabilidad de enviarme ayer por la módica suma de casi 15 euros (mucho para Alemania; pero supongo que son precios internacionales de libros en castellano). 

Voy en el capítulo décimo. Los nueve primeros cuenta -no única; pero sí mayoritariamente- de la vida de su autor en Alemania. Concretamente en Leipzig y cuenta algo de Berlín, pero más bien relacionado con su relación con el embajador de Cuba en Moscú y con su hija...

Ya por lo que cuenta de Alemania oriental, vale la pena leer la obra autobiográfica del escritor chileno, entonces exiliado en Alemania del Este.


En el capítulo 4°, cuenta su arribo a Berlín oriental. Lo copio para Uds.:

"En cuanto hube desembarcado al día siguiente, 2 de enero, en Berlín Occidental, del pequeño avión de British Airways en Tempelhof, y cruzado la frontera de la RDA con su muro, alambradas, torreones, casamatas, campos minados y perros amaestrados (1), una suerte de escalofriante depresión se apoderó de mí. ¿Por qué se impedía así el tránsito de los ciudadanos hacia Occidente? ¿No construía acaso el socialismo un mundo superior al capitalismo?" (pag. 45).


Claro, era el llamado muro de contención antifascista... No para que los habitantes del país socialista no salieran de la cárcel (ver, en mi recensión del libro de Gauck, el apartado "RECLUSOS, HABITANTES O CIUDADANOS") en que vivían, sino -decían los orligarcas- para evitar la infiltración capitalista...

_______________________

(1) ...me permito corregir al autor. El término correcto es perros adiestrados.