lunes, 27 de enero de 2014

Se pondría Merkel un velo islámico si visitara oficialmente una república islámica?


Tal vez, algunos de Uds. leyeron ayer que la ministra de RREE de Italia Emma Bonino casi vuelve a Italia desde Teherán, en el mismo avión en que arribó, por negarse a ponerse un panuelo en la cabeza.

Recomiendo el artículo de Haaretz, How a head scarf almost got Italian FM's visit in Tehran canceled = Por un pañuelo en la cabeza, casi se cancela la visita de ministra italiana en Teherán.

Mi pregunta es: piensan Uds. que Merkel se pondría un velo islámico si visitara oficialmente una república islámica?

La formulé ayer tanto en Facebook, como en Twitter, en alemán y en castelllano. Recibí muchas respuestas, de lo más variadas. Gracias...!!!

Personalmente creo que Merkel nunca se pondría un velo... De partida -aunque no es una república islámica- en Turquía no usó velo. Que yo sepa, ningún otro país de mayoría musulmana ha sido visitado aún por Merkel.

Visitar una mezquita es, evidentemente, algo distinto, porque aquí estamos frente a valores o más bien símbolos religiosos y prima el respeto a la religión, la libertad de culto, etc. Pero no es lo mismo asistir a una reunión con un pdte., ministro, hablar ante el Parlamento, que visitar un templo... 

Si yo fuera jefa de gobierno de un país más o menos importante y visitara un país musulmán en visita oficial (en visita privada es distinto), no me pondría un velo. Si yo voy en visita oficial, represento a mi país libre y a mi cultura y no me puedo "vender" de esa forma y aceptar costumbres -por lo demás, tan controvertidas- que no son las mías.

Por otra parte, si en Occidente, las mujeres musulmanas son libres para ponerse el chador o no (derecho que yo defiendo sin excepciones), igualmente, una mujer occidental no debería ser obligada a usar el velo en visita a un país oriental.

Analógamente, hay que considerar que Merkel no se puso falda -sino pantalones- para ir a ver al Papa (Juan Pablo y después, Francisco), ni se arrodilló ante él, ni le besó el anillo; ni menos se puso esos velos en la cabeza con que incluso aparece Lady Di en las fotos con el Papa Juan Pablo. Costumbres, por lo demás, no gustan a los papas más recientes, que prefieren un apretón de manos (Benedicto, como buen alemán) o uno o dos besos en la mejilla, como Juan Pablo o Francisco.

Las costumbres están cambiando y no se puede senalar que la etiquita cortesana (en contraposición a las buenas maneras ciudadanas) está ya completamente pasada de moda... Menos mal...!!!