lunes, 10 de marzo de 2014

El gas, Rusia y las energías renovables en Alemania


Hoy brilla el sol de primavera... sí, desde el viernes pasado, tenemos buen tiempo y muchos twittean fotos de sus balcones floridos. (Foto desde mi balcón).

Se acabó el invierno y fue un invierno leve, apenas hizo frío. A diferencia de EEUU, en Alemania apenas cayó nieve.

Por esta razó, las reservas de tres meses de gas están intactas. Tenemos los depósitos de gas llenos...

Se hace ver -con razón- que las sanciones económicas a Rusia por la invasión a Crimea y su actitud intransigente y desestabilizadora frente a Rusia, pueden ser perjudiciales para la empresa alemana, tan comprometida en el país euroasiático.

Por su parte, hay que reconocer que quien más perjudica la economía rusa es el mismo Putin. Ya el día de la invasión a Crimea (pese a que el Kremlin sigue negando que sea una invasión rusa...) cayó el rublo y cayó la bolsa de Moscú (el índice de empresas cotizadas). A los pocos días, cuando Putin senaló que las "maniobras militares" habría terminado, recién volvió a normalizarse algo la situación financiera en Moscú.

Este fin de semana, circula en los medios una cita no confirmaca de Hans-Werner Sinn, quien hace ver que las sanciones a Rusia ponen en peligro la Energiewende alemana... esto es, la transformación de la economía alemana hacia una economía cuya energía proviene de fuentes renovables... como el sol (en la foto). 

Sin embargo, pese a toda la admiración que profesamos hacia Sinn, hay alguien que sabe más que él e materia de energía, la profesora para economía energética y experta del renombrado DIW, Claudia Kemfert (es la única persona que ha sido propuesta para eventuales gabinetes, como posible ministra, tanto de gobiernos social  demócratas como demócrata cristianos, en NRW, lo que, habla excepcionalmente bien de su capacidad).

El fin de semana, en entrevista en DLF, la experta Kempfert, hizo ver...

"No puedo estar de acuerdo con esto (lo que teóriamente dice Sinn). Deseo contradecirlo con vehemencia, porque la Eenergiewende (esta tansformación hacia las energías renovables) tiene como objetivo uyo objetivo hacernos cada vez más y más independientes. Asimismo, una cosa tiene poco que ver con la otra. La transformación energética tiene como objetivo ampliar las energías renovables y mejorar la eficiencia energética. Sin duda, vamos a necesitar gas; pero tenemos varias opciones con respecto al gas. Rusia ha sido siempre un partner que ha cumplido (se refiere a los envíos de gas a Alemania y a Occidente, diría yo), pero la transformación energética actual no depende de lo que suceda en Rusia. Por el contrario, ella asegura que seamos más independientes de Rusia. La diversificación del suministro de gas es un punto importante; pero la transformación energética es independiente de la diversificación".

Más adelante, explica Kempfert nuevamente que "el gas es combinable con las energías renovables. En el madiano plazo, hay que ver de dónde traemos el gas. Por ej., de otros países, como Qatar o Argelia". O bien, propone: "lo podemos producir nosotros mismos. No precisamente con fracking; sino, por ej, el gas biológico o el gas sintético, que también se puede producir a partir de las energías renovables. Hay una gran cantidad de esfuerzos de investigación en Alemania", en este sentido.

Ella propone que la obligación -hasta ahora voluntaria- de guardar reservas de gas para tres meses, sea legalmente obligatoria, como lo es para el petróleo.

Dice que, actualmente, es Rusia un proveedor de gas confiable; pero no se sabe cómo será en el futuro, si sobreviene una crisis. Lamenta -yo también- que Europa haya dejado de lado sus planes de contruir la pipeline Nabucco (que habría traído gas desde Kasajstán), en beneficio de la rusa South-Stream-Pipeline (de Gazprom). Ello no nos hace más independientes del gas ruso, sino aún más dependientes... Yo sólo puedo decir: gracias Schröder, gracias Gazprom, gracias Putin...

Hace ver que Rusia tiene igualmente un gran interés en vender su gas a Europa, después de todo, un 60% de los ingresos estatales de la Federeción provienen de las ventas de gas y petróleo a Europa y esto es algo con lo que no se puede/debe jugar...

Los invito a leer la entrevista completa: Im Moment keine großen Sorgen