lunes, 31 de marzo de 2014

Merkel no está en contacto con la realidad de Putin


La foto del año 2003, es de Wikipedia, la agradezco a World Economic Forum (Original uploader was Keverich1), bajo licencia Creative Commons.

El fin de semana (artículo actualizado el 31 de marzo de 2014), el diario sueco Svenska Dagbladet publicó una entrevista con Andrej Illarionov (en la foto), quien fuera asesor de Putin en materia económica entre los anos 2000 y 2005 y que -ha explicado él mismo en entrevistas pasadas- se retiró, ya que no estaba de acuerdo con la política putiniana, lo que significó que debió dejar Rusia...

La entrevista tiene el polémico título: ”Putin vill även återta Finland” o bien: "Putin también quiere recuperar Finlandia".

Le pedí ayuda a Google Translate que me ayudara con la traducción y resumo para Uds. los puntos más importantes de la entrevista.

El mundo exterior no entiende visión del mundo de Putin. Putin no pretende detenerse en Ucrania, en su empresa de restaurarar los límites históricos de Rusia e incorporar también a los países bálticos y a Finlandia.

El G7 no es el G8, puesto que Rusia, después de la anexión de Crimea, ha sido expulsada ​​temporalmente del G8 como una forma de castigo; pero el efecto puede ser todo lo contrario. Los países occidentales intentan establecer sanciones contra Putin. Pero, las sanciones confirman la opinión que tiene Putin del mundo occiental: los Estados Unidos y el Occidente es el enemigo que trata de rodear y reducir a Rusia.

Este es el mensaje de la propaganda del Kremlin y ahora demuestra, ante los ojos del pueblo ruso, que durante todos estos años, Putin  ha estado en lo cierto.

Sobre el lamentó de Merkel, en su conversación con el presidente Barack Obama, sobre Putin, en el sentido de que éste habría "perdido el contacto con la realidad", Illarionov hace ver que Putin tiene una visión del mundo que es muy diferente de la de los líderes del G7 y del resto del mundo. Agrega que es Merkel quien no está en contacto con la realidad, con la realidad de Putin.

Los líderes occidentales no han entendido ni entienden la visión del mundo de Putin, su lógica o sus intenciones y por lo tanto no ven cuál es el problema que enfrentan. Los líderes de Occidente parecen haber olvidado por completo que hay algunos líderes en el mundo que quieren conquistar otros países. Vladimir Putin es uno de ellos.

Putin está influenciado por su pasado en la KGB durante la Guerra Fría. De acuerdo con la matriz con que la KGB vió el mundo. De aucerdo a ella, los EEUU, el Occidente son fascistas y están detrás de la mayor parte de los problemas que aquejan al bloque soviético. Las mismas fuerzas ocultas se dice que han inspirado a las ampliaciones de la OTAN y de la UE a la Unión Soviética y ser los responsables de la situación de Ucrania .

En su discurso de victoria, que Putin celebró el 18 de marzo ante el Consejo de la Federación y que fue recibido con aplausos y con lágrimas hay varios de estos elementos. El Occidente siempre miente y trata de destruir a Rusia. La única cosa que Rusia puede confiar es en su propio poder y en su propia fuerza. Su poder y fuerza, Rusia tiene que usarla para restablecer el control que Rusia y los antiguos gobernantes del Kremlin tenían.

Asimismo, hay que realizar una defensa proactiva contra Occidente y recuperar la propiedad histórica de Rusia y lograr una justicia histórica. Eso nos lleva de regreso a la Rusia del último zar y a la Rusia de la Unión Soviética de Joseph Stalin.

Sí, para Putin, todo depende de relaciones de poder en el mundo. Hace seis años, Putin conquistó Abjasia y Osetia del Sur con total impunidad y ahora le tocó la guerra de Crimea.

Ahora, pretende desestabilizar el Este y Sur de Ucrania, de manera que las fuerzas de autodefensa pueden tomar el poder allí. Si la situación lo permite, puede ser una invasión militar. La meta es un gobierno títere pro-ruso en Kiev.

Putin piensa que territorios importantes de Georgia, Ucrania, Bielorrusia, los Estados Bálticos y Finlandia pertenecen a Rusia. Por supuesto que sabe que Finlandia fue parte de Rusia durante 109 años, desde 1809 hasta 1917. La visión de Putin es proteger lo que le pertenece a él y a sus predecesores históricos.

Entrar en los Estados Bálticos significaría una confrontación con la OTAN, objeta el periodista sueco. El ruso Illarionov responde: Yo no digo que los Estados Bálticos se hallen, en este momento, en la agenda de Putin. Se lo puede intentar más tarde. Hasta ahora no he visto que la OTAN tome la situación completamente en serio.

Repreeguntan: ¿Es Finlandia un país verdaderamente amenazado? Responde: no está en la agenda de Putin de hoy o de mañana. No, si se detiene a Putin antes. Pero Putin ya ha dicho que comunistas cometieron errores históricos (1). Bien podría decir ahora que los bolcheviques de 1917 cometieron una traición a los intereses nacionales de Rusia permitiendo la independencia de Finlandia.

Si usted tiene razón ¿cómo se puede detener Putin? preguntan. Debemos ofrecer resistencia por todos los medios disponibles. Yo no soy una persona sedienta de sangre, pero a veces no existe otro camino que el poder militar para detener a un oponente. La resistencia armada puede evitar el derramamiento más grave de sangre, como cuando Finlandia luchó contra Stalin en la Guerra de Invierno en 1939 y mantuvo su libertad y su independencia.

Si el ataque soviético en Finlandia no hubiese sido detenido por los finlandeses en 1939-1940, la URSS habría llegado hasta la frontera con Suecia y Noruega.

Andrei Illarionov critica la alianza de defensa de la OTAN no se haya pronunciado más claramente en la crisis de Ucrania. Hasta el momento, la OTAN no ha mostrado ninguna intención de implementar la defensa colectiva de Europa. Hasta ahora no he visto que la OTAN tome la situación en serio.

Después de Georgia y de Crimea, no hay ninguna razón para creer que esta es la última agresión de Putin. La única respuesta la agresión pura está demostrando su voluntad de defensa colectiva.

----

(1) se refiere a lo dicho por Putin contra Nikita Khrushchev, por haber supuestamente "regalado" Crimea a Ucrania... ver Chruschtschow y Crimea