domingo, 3 de agosto de 2014

La quiebra de Argentina es un riesgo


Si bien es cierto, la quiebra técnica de Argentina (ver Caída del Dax) -para la cual veo en Alemania entre compasión y burla- no significa mucho para la economía alemana, ya que el intercambio comercial entre ambos países es mínimo (un poco de vino, un poco de peras y un poco de carne de vacuno, en categoría premium y cada día más desplazada por carne de otros países de la región), la quiebra técnica de Argentina es preocupante, especialmente en el mundo de las finanzas.

Claro, los bancos alemanes no tienen especial predilección por comprar deuda argentina... en sus arcas, guardan sólo casi 300 millones de euros -comparados con los cinco mil millones de euros de deuda chilena, siendo un país mucho más chico que Argentina-...

Sin embargo, el peligro se halla en los bancos espanoles -cómo podía ser de otra forma- que mantienen 16,7 mil millones de dólares de deuda argentina, de un total de 28 mil millones de euros de la banca europea. Lo que es alarmante...

Ya una vez, Europa tuvo que salvar a los bancos espanoles debido a la crisis inmobiliaria de este país (nos costó, si mal no recuerdo 41 mil millones de euros).

Y ahora que el banco portugués del Spiritu Santo está tambaleándose... las cosas nuevamente se ven peligrosas para las finanzas europeas. Todo esto, es agua en el molino de los grupos euro-escépticos del norte de Europa, a quienes les gustaría dejar de ayudar a los países del sur, especialmente, a Espana y a Grecia.

La deuda argentina frente a los bancos franceses llega a 1,8 mil millones de dólares. Holanda, 1,6. Bancos alemanes, solo han prestado 1,05 mil millones de euros a deudores en Argentina. De ellos, escasos 58 millones corresponden a préstamos al gobierno argentino.