lunes, 3 de noviembre de 2014

Gas licuado para el Báltico


La noticia pasó un poco desapercibida; pero me parece que es muy importante. Desde hace tiempo que, también en Alemania, se sostiene que el gas licuado puede ser una alternativa al gas ruso.

Pues bien, el lunes pasado y después de un trayecto de seis meses, desde Corea del Sur (desde los astilleros de  Hyundai), arribó al puerto de Klaipėda, en Lituania, un barco-puerto capaz de recibir el gas licuado de barcos tanques.

El barco-puerto sudcoreano fue bautizado como "Independencia". La presidenta de Lituania, Dalia Grybauskaite, asegura -con razón- que la "Independencia" no sólamente significa independencia energética, sino también, libertad política".

Libertad política de Rusia, claro... Qué mal ha hecho Putin a su país...

La Independencia puede asegurar hasta el 90% abastecimiento de energía de los países del Báltico. El gas lo recibirá del conserocio noruego Statoil. No olvidemos que, hasta ahora, los tres países son abastecidos en un 100% por Rusia.