martes, 25 de noviembre de 2014

Michael Kohlhaas, la película


Podría haber sido una película muy buena... El libreto difiere bastante del libro de Heinrich von Kleist; pero es igualmente bueno. Sin embargo, tengo que reconocer que la pelicula es bastante mala y que me costó -y también a mis amigos que querían apagarla- verla hasta el final.

Al final, todos estuvieron de acuerdo en que le daban máximo 1,2 puntos de 10. Yo soy más generosa y le doy dos, al menos por la actuación de Bruno Ganz, que es lo único que salva la película.

Al parecer, el director venía de filmar un fracaso y no tenía un gran presupuesto. Pero eso no es excusa para filmar las escenas de noche con ese filtro que se usaba en los anos 70... O pasar de una escena de noche a una de día... O de filmar todas las escenas de bosque, en el mismo lugar...

La falta de música es suplantada por ruido ambiental de la naturaleza, lo que es una buena idea, siempre y cuando los grillos no canten de día... ;) Lo bueno es que hablan poco, porque si hablaran más -comenta alguien en un foro- sería aún peor.

En realidad, toda la película, da la impresión de ser de los anos 60 o 70. Incluyendo la delgadez anoréxica de las mujeres... Las mujeres del siglo 16, de lo menos que tenían era de anorexia. En realidad, todas las artistas que aparecen son iguales, incluyendo a la hija, que en el libro de Kleist no aparece.

Tal vez lo mejor de la pelicula es la conversación con el monje -que en el original de Kleist es Lutero- en que este niega la legitimidad a las acciones de Kleist y plantea una mentalidad sumisa a la autoridad que, para mí, es la que tiene que haber observado Karl Marx al sostener que la religión es el opio del pueblo.

Para mí, esta conversación entre ambos, representa el rechazo de Lutero a la revolución de los campesinos, a la que el reformador, primero incitó y que luego denostó, se puso del lado de los senores feudales y contibuyó a su derrota por la fuerza de las armas. Se traicionó a mí mismo, podríamos decir. 

Parece que la película francesa tuvo mucho éxito en Cannes... Lo que no me extrana. No se las recomiendo. Y espero que los norteamericanos filmen la historia de Kleist o la vida de Hans Kohlhase, el personaje real en que se basó Kleist.

Los temas de la historia son: actitud de los cristianos frente a la autoridad abusiva, estado de derecho, estado injusto y justicia por la propia mano.