miércoles, 24 de diciembre de 2014

Abuso de la cruz de Cristo... su utilización vergonzosa


En días pasados, comenté lo chocante que es ver cruces cristianas en las manifestaciones de Pegida... Y más encima en los colores de la bandera alemana...! Dije que lo consideraba una blasfemia.

Un cristiano, una cristiana no puede apoyar a Pegida, como dejó muy claro, el obispo Schick con una brillante explicación teológica, ver Obispo Schick explica por qué un@ cristian@ no puede participar en manifestaciones xenófobas

Cuando veo estas cruces, más que en la Iglesia evangélica o en la Iglesia católica (las dos más grandes iglesias de Alemania, con un porcentaje más o menos igual de fieles, ver La religión en Alemania), sino en los llamados Deutschen Christen... en los cristianos alemanes. Esto es en la pseudo iglesia que trataron de formar los nacional socialistas para reemplazar a las iglesia cristianas...

Nuevamente, quiero citar al obispo de Dresden, en la entrevista que comenté hace dos días: Los refugiados y los Pegida tienen miedo

El periodista pregunta al obispo si a él no le da vergüenza que los Pegidas lleven una cruz pintada de negro, rojo y oro...? Al escuchar la pregunta pensé y respondí interiormente: a mí sí me da una vergüenza terrible y me dan ganas de gritar muy alto: los cristianos no estamos con esa gente...!!!  

El obispo Koch responde: sí, el abuso que hacen de la cruz. La cruz es totalmente lo contrario de lo que plantean los manifestantes. Este abuso es, para mí, horroroso (furchtbar) y duro. Así lo encuentro yo, en todo caso. Y no sólo en esta ocasión: este abuso que se da también en las protestas de los lunes (Montagsdemonstration), aquí vemos ritus y procesos de los que se abusa, que son utilizados, cuyo objeto es tocar profundamente el alma de las personas. (*).

________________________

(*) Gessler: Aber ist es Ihnen nicht manchmal peinlich, wenn dann tatsächlich ein in Schwarz-Rot-Gold eingesprühtes Kreuz da herumgetragen wird?  

Koch: Ja. Der Missbrauch des Kreuzes, das genau das Gegenteil sagt, ist für mich furchtbar und hart. Das finde ich auf jeden Fall. Und das ist natürlich eine, nicht nur in diesem Fall, überhaupt das Bild der Montagsdemonstration, das sind natürlich Rituale und Prozesse, die da missbraucht werden, aber ganz tief die Seele der Menschen treffen sollen. Hier nehmen wir ja auch klar Stellung. Das geht nicht.