viernes, 13 de marzo de 2015

Alarmante cifra de suicidio de ancianos


Esta semana, una noticia nos conmueve en Alemania, y nos conmueve negativamente. Desde hace unos meses, he hablado de la llamada depresión de la tercera edad (Altersdepression, la llamo). Dos ancianos, en mi círculo de conocidos han tenido depresión y uno de ellos, se suicidó, a comienzos de este ano.

Un grupo de profesores (medicina) alemanes hace ver, basándose en estadísticas de Destatis, que l@s ancian@s sufren el peligro de suicidio. Por lo que es necesaria una mayor prevención.

En el caso de los mayores de 65 anos el peligro de suicidio -hasta ahora subestimado- tiene que ser considerado como una verdadera enfermedad. Los profesores hacen ver que este tema debe dejar de ser un tabú.

Actualmente, un promedio de 3.500 personas mayores de 65 anos se quitan a vida al ano. Yo diría que esta cifra absoluta irá subiendo a medida que nuestra sociedad envejezca. Estos 35.000 significan nada menos que 35% de todos los suicidios en Alemania. Lo que es realmente alarmante.

Las razones del suicidio son la falta de apoyo social a los ancianos, una enfermedad incurable o la muerte del partner. A ello se suma el consumo o más bien el abuso de alcohol y de medicamentos.

El suicidio de los ancianos -prosiguen los profesores- no puede ser considerado como "socialmente aceptable" o aceptado.