viernes, 27 de marzo de 2015

El copiloto, en realidad, se llama Abbas G. y no Andreas L.


El pseudo-periodista alemán Ulfkotte (muy leído y autor de best seller sobre las mentiras de los periodistas que, para la última Navidad fue, lamentablemente, un gran best seller) dice que el copiloto era, en realidad, un musulmán llamado Abbas G.; pero que le prensa y los gobiernos nos lo quieren ocultar...

No sé si reirme o llorar... Llorar sería más propio... La estupidez de alguna gente no tiene límite...

El status en Facebook y aquí un screenshot de su tweet (aunque veo que después se arrepintió, porque parece que reconoció que es un error... y culpó a alguien que le había enviadao la información):


Gracias por el screenshot al periodista alemán Eren Güvercin @erenguevercin.


1 comentario:

kop_op dijo...

Hola Marta, un comentario sobre tu observación:
---lamentablemente, un best seller---.
Me parece acertada; desde sus orígenes, la palabra "bestseller" está perdiendo su connotación favorable. Es hora de que vayamos pensando en otro término. "Mostsellers" por ejemplo, serían las obras más vendidas, pero de dudosa calidad.
Abrazo y un buen Domingo de Ramos!
Federico