domingo, 19 de julio de 2015

Calvino: la salvación es una decisión divina y es absolutamente libre


En el capítulo dos de la ética protestante (Die Berusfsethik des asketischen Protestantismus *), Max Weber explica el pensamiento de Calvino así: "sabemos sólo que una parte de la humanidad será santa (selig); y otra, permanecerá condenada".

Dice Calvino que, si suponemos que este destino (Schicksal) puede ser codeterminado (por el ser humano), ello significaría que las decisiones de Dios, que están tomadas desde la eternidad, no serían absolutamente libres. Esto -asegura Calvino- es un pensamiento imposible.

En otras palabras -pienso yo- se trata de que si el hombre fuera libre, Dios no podría serlo. Y al revés: la libertad absoluta de la decisión divina se opone a una especie de influencia del hombre sobre su propia salvación, que sería un decreto divino.

____________________________
* En mi libro, págs, 60 y 61.