jueves, 9 de julio de 2015

Rusia de Putin impide condenar el genocidio de Srebrenica


Ayer, en la víspera de los 20 anos del genocidio de Srebrenica, las Naciones Unidas planeaban una resolución condenándolo.

Srebrenica es el mayor genocidio ocurrido después de la II Guerra. Recordemos que, en el lapso de dos días, fueron asesinados ocho mil hombres y ninos hombres, procedentes de la zona de protección de la ONU (a cargo de soldados holandeses que nunca pensaron que alguien pudiera cometer un delito tan grande y menos frente a los mismos cascos azules).

Pero la condena no pudo ser, Rusia usó de su poder de veto. El embajador ruso Tschurkin (nomen est omen) vetó, en nombre del Kremlin, la resolución en el Consejo de Seguridad (recordemos que en las ONU, no todos son iguales...).

Angola, China, Nigeria y Venezuela se abstuvieron... (de Venezuela, no se espera otra cosa).

El documento habla de un como antes el Tribunal Penal Internacional y el Tribunal de las Naciones Unidas para la ex-Yugoslavia. El texto dice que sólo si se reconoce esto, es posible una reconciliación.

Rusia quería que se dijera que había habido víctimas de todos lados... Esto es de las dos partes, según la consigna de acuerdo a la cual "las víctimas son culpables". O no es así? La resolución se cambió en ese sentido; pero Rusia igualmente la vetó.

La madrecita rusa no abandona a sus hijos ortodoxos... Rusia vuelve a la mentalidad anterior a la I Guerra Mundial. Lamentable.