jueves, 29 de noviembre de 2012

El gran negocio de la gorda Bertha


Siguiendo con el comentario del post del FAZ del fin de semana, ver Bonos soberanos y bancos nacionales en Zona euro

Con su famosa dicke Bertha (detesto el vocabulario bélico de algunos varones), esto es, una inyección de miles de millones de euros, el pdte. del Banco central europeo, el italiano Mario Draghi ha logrado algo que, a lo sumo el Dr. Frankenstein podría lograr: resucitar a los bancos de Sudeuropa que estaban prácticamente muertos y, de pasao, aumentar la dependencia entre los bancos y el estado y quitar la presión para efectuar reformas en los países del sur.

En efecto, para algunos, la big Bertha es un negocio bomba! Sí, reciben dinero del BCE a un interés del 1%, con él compran bonos estatales con un interés del 6% y ganan u promedio de 5%.

Por otra parte, como el BCE financia los bancos del sur de Europa, en una magnitud gigantesca, los libros del BCE están llenos de créditos venenosos del sur. Supongo que está demás decir que la mayor parte de la responsabilidad contraída corresponde a Alemania. 

Antes, los bancos alemanes otorgaban préstamos, a bajos intereses, en los países del sur de Europa. Algunos culpan, por ello, a Alemania de la crisis... Hoy en día, esto lo hace el BCE, echando a andar la impresora de dinero electrónica, con sus intereses a casi cero%, Esto conduce a que los ahorros del norte son trasladados al sur, ya no por el mercado, sino por dos instituciones propias de la economía planificada, el BCE y el ESM.

Como un efecto secundario políticamente deseado: los ahorrantes sufrimos con los intereses tan bajos, ya que la inflación es mayor que los intereses de nuestras cuentas de ahorrro o de nuestro seguro de vida. Con ello, se devalúa nuestro capital. (Ya dicen muchos que el capitalismo es malo, especialmente, se escucha esta frase en países del sur).

Con ello, los únicos que ganan en este horrible juego, son los estados deudores del sur, cuyas deudas se ven devaluadas...