martes, 25 de marzo de 2014

Josef Zissels: las acusaciones de fascismo son una mera estratagema propagandística rusa


Es un poco agotador escuchar siempre la misma cantinela del antisemitismo en el nuevo gobierno de transición de Ucrania. Sin duda hay antisemitismo en Ucrania -Jan Koum se fue de Ucrania,a los EEUU, huyendo precisamente de él-.

Sí, existe... tal como lamentablemente también existe el antisemitismo en la mayoría de los países de Europa, ver Antisemitismo, islamofobia y anticristianismo en Europa

Pero, no creo que el antisemitismo ucraniano sea especialmente alto, ni tampoco que sea una característica del gobierno de Kiev (por mucho que los libertarios de Swoboda sean parte de él).

Josef Zissels, físico ucraniano, es presidente de la Asociación de organizaciones judías en Ucrania y vice - presidente del Congreso Judío Mundial Judío, concedió una corta entrevista la semana pasada a la Deutsche Welle: Zissels: Faschismus-Vorwürfe sind russischer Propagandatrick = acusaciones de fascismo son una mera estratagema propagandística rusa. 

Le preguntan si es verdad que los fascistas se han infiltrado en el movimiento de liberación de Maidan. Responde que "lo contrario es la verdad. Desde la época soviética, conocoemos el truco propagandístico y sabemos que todo quien se opusiera a Rusia, es tildado de fascista. Esto no es algo nuevo. En el Maidan y en toda Ucrania, hay más de dos millones de personas que participan en las protestas, cree Ud. que podríamos hablar de dos millones de fascistas? Yo pienso que, de ninguna maneta, hay tantos fascitas en Ucrania. Es importante que nosottros, ucranianos, contemos nuestra verdad".  

El periodista quiere saber qué hacen hoy las comunidades judías, frente al movimiento Euromaidan. Zissels responde que "hay muchos judíos que apoyan el movimiento del Maidan, otros no; pero algunos sí. Cuenta de fotos que toman a judíos en Maidan y publican posteriormente, como impresiones judías desde Maidan". 

Le recuerdan que él estuvo seis  años preso en la URSS, y le preguntan si lo que está pasando no le recuerda ese tiempo. Responde que él no tiene "miedo a la URSS. Pero que, en estos momentos, de lo que se trata es de que Rusia quiere recuperar su status de Imperio y para eso, pretende controlar más fuertemente a sus vecinos". 

Por último, le preguntan si piensa que Europa y Occidente hacen lo suficiente para asegurarse de que esto no suceda. El físico ucraniano hace ver que "Europa y Occidente han llevado una vida bastante simple, sin grandes riesgos. Europa quiere ayudar a Ucrania , pero sin correr ningún riesgo. Cuando Putin se dé cuenta que, debido a la crisis de Crimea, el Occidente y Europa no lo quieren detener, concluirá que puede hacer lo mismo con otros países, por ej. con Lituania, Letonia y Estonia. Entonces, nada podrá detenerlo".